Huracán Harvey: ya dejó al menos cinco muertos

|| Mundo
Compartir

El fenómeno meteorológico que impacta a los Estados Unidos ha sido degradado a tormenta tropical. Los fuertes vientos dejaron sin energía a 300 mil habitantes.

La tormenta aún permanecerá en Estados Unidos y continuará azotando la zona durante varios días en los cuales se esperan lluvias torrenciales que pueden dejar hasta 101 centímetros de agua en algunas áreas de la costa media y alta del estado. Hay temores de que pueda depositar entre 50 y 75 centímetros de lluvias adicionales en los próximos días entre las ciudades de Corpus Christi y Houston, además de los 50 centímetros que ya han caído.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo que esa es su principal preocupación, pues se esperan "dramáticas inundaciones" en la región central y del sureste del estado.

Harvey arremetió contra Texas como huracán de categoría 4, el viernes en la noche, con vientos de 215 km/hora, azotando las zonas costeras. El sábado perdió fuerza, convirtiéndose en tormenta tropical y sigue afectando al Estado.

Ya se confirmó la muerte de cinco personas. La primera víctima murió en la localidad de Rockport, tras un incendio provocado por la tormenta. La segunda fue una mujer que fue atrapada por las inundaciones en Houston.

Además, el sheriff del condado de Harris, en Texas, Ed González, informó que su equipo está tratando de verificar los reportes sobre una mujer y un niño hallados muertos en un vehículo inundado.

Rockport, una ciudad costera de casi 9.000 habitantes, amaneció desolada con calles convertidas en auténticos ríos, árboles derribados, señales de tráfico arrancadas, edificios derruidos y hasta barcos dados la vuelta por la fuerza del viento, según mostraron las televisiones locales.

En otras partes tras el paso de la tormenta, helicópteros de la Guardia Costera rescataron a 18 personas de lanchas y barcazas en apuros, dijo el capitán Tony Hahn, comandante del sector de Corpus Christi. Varias embarcaciones se hundieron en el puerto de Corpus Christi, donde será necesario hacer mucho trabajo antes de que pueda ser reabierto. Como la ciudad es el tercer puerto petroquímico más grande de la nación, las autoridades también estarán alertas a derrames, señaló Hahn. (RosarioNoticias.info/Télam)

Noticias relacionadas