Humanidades: “Los que piden la renuncia del Decano son unos irresponsables”

|| Locales
Compartir

El rector de la UNR, Héctor Floriani, salió en defensa de la máxima autoridad de la facultad. Aseguró que hubo alumnos que no le permitieron hablar en una asamblea y que lo prepotearon en su despacho. Con relación al accidente dijo que “el edificio no es peligroso”.

Tras el accidente producido ayer en Humanidades donde un blindex cayó desde el sexto piso dejando con serias heridas a una joven estudiante, el rector de la Universidad de Rosario (UNR), Héctor Floriani, salió en defensa del Decano de la Facultad, al sostener que quienes piden su renuncia son unos “irresponsables”. Se quejó porque lo abuchearon en una asamblea y aseguró que lo prepotearon en su despacho. Con respecto las causas del accidente, apuntó directamente a la incapacidad de la empresa que lleva a cabo la obra.

“El edificio no e s peligroso, el edificio está en condiciones de ser utilizado. Esto deriva de una mala praxis. Lo que pasó es que un empleado manipuló un vidrio de grandes dimensiones que iba ser colocado en el sexto piso de tan mal forma que se le vino abajo. No es que desprendió de una baranda como se dijo”, justificó Floriani a radio Universidad de Rosario.  

El rector de la UNR destacó que el piso donde se originó el accidente no está habilitado porque en ese lugar no hay aulas, sino que se utiliza para trabajos de investigación. También se lamentó por lo sucedido al sostener: “podría haber sido una desgracia peor”

Consultado por el pedido de renuncia del decano de Humanidades José Goity, el rector calificó de “irresponsables” a quienes piden su alejamiento. “Estuvimos todos con una angustia insoportable. “El Decano, de quien algunos irresponsables piden su renuncia, estuvo ayer más de cinco horas acompañando a la chica”.

Floriani cuestionó la actitud de aquellos que ayer participaron de una asamblea y cuando Goity intentó hacer uso de la palabra “lo abuchearon y no lo dejaron hablar; después lo prepotearon en su propio despacho, esos son los alumnos que piden explicaciones a las autoridades de la facultad”.

Por último, la máxima autoridad de la UNR reconoció que durante la ejecución de la obra hubo varios problemas con la empresa que la lleva adelante. “En su momento se analizó la posibilidad de rescindirle el contrato porque los atrasos eran muy grandes. Después de mucho debatir se optó por la continuidad para no demorar todavía más la finalización del trabajo”.