Hubo quórum y comenzó la sesión por el pago a Holdouts

|| País
Compartir

El oficialismo logró el número necesario y la Cámara de Diputados comenzó a sesionar pasadas las 12.25. Se estima que el debate en el recinto legislativo se extenderá por varias horas.

El oficialismo logró su primer objetivo y consiguió el quórum necesario para tratar la derogación de la ley Cerrojo y de Pago Soberano y la toma de deuda para pagarle a los fondos buitre.  El interbloque Cambiemos contó con la colaboración del Bloque Justicialista, el Frente Renovador, el Partido Socialista y diferentes bloques provinciales para superar holgadamente el mínimo de 129 diputados para comenzar el debate. Se espera que la sesión dure aproximadamente 20 horas, por lo que se extenderá hasta la mañana del miércoles.

Los diputados analizarán la derogación de la ley Cerrojo, que impide mejorar la oferta a los holdouts, y la de Pago Soberano, que permite cambiar los bonos trabados por el fallo de Griesa por otros de legislación argentina y así sortear las restricciones que impuso el juez neoyorquino.

Asimismo, el proyecto establece la emisión de deuda por un monto equivalente al pago de los acreedores, que fuentes del oficialismo estimaron en 12 mil millones de dólares. Se estima que el proyecto de ley cuente con el apoyo en general de varias de las bancadas opositoras, que presentarán sus disidencias en la discusión en particular.

"A la falta de crédito público la sufre la gente, los que menos tienen, los que necesitan infraestructura para mejorar su calidad de vida", planteó el presidente de la comisión de Finanzas de la Cámara baja, el macrista Luciano Laspina, el primero de una larga lista de oradores de la sesión especial de este martes, que se espera que continúe hasta la madrugada del miércoles.

Laspina planteó que el gobierno de Macri "heredó reclamos por casi 20 mil millones de dólares y un taxi de intereses carísimo" y que la Argentina se encuentra "sin ningún tipo de acceso al mercado internacional del crédito ni para la Nación ni para las provincias ni para las empresas".

Sostuvo que la razón política de esta iniciativa es "cumplir con una promesa de campaña, que es solucionar el problema de los bonistas que no aceptaron los canjes y dar vuelta de página definitivamente" y que para ello la coalición Cambiemos "no tiene anteojeras ideológicas ni razones partidistas".

"El Gobierno anterior comenzó a construir un puente para llegar al acceso al crédito y se quedó a mitad de camino. Canceló la deuda con el Ciadi; y con una onerosa emisión de títulos públicos saldó la deuda con Repsol-YPF", dijo el legidlador.

Y agregó que en ese camino el Gobierno anterior también "pagó sin reclamar un sólo dólar por intereses al Club de París, y comenzó o intentó comenzar un principio de negociación con los fondos buitres que por distintas razones no llegó a buen puerto. Nosotros hoy tenemos la responsabilidad de finalizar ese puente, que le costó carísimo a los argentinos". (Rosarionoticias.info/ElDestape)

Noticias relacionadas