Hubo incidentes en el cortejo fúnebre del joven asesinado en Ludueña

|| Locales
Compartir

El hecho se desató esta mañana cuando un grupo de policías detuvo a varias personas, entre ellas al primo de la víctima y único testigo del hecho porque según fuentes policiales estaban realizando disparos. Los familiares y amigos repudiaron el accionar policial.

Familiares y amigos del adolescente asesinado en barrio Ludueña el jueves por la noche estaban dándole el último adiós. Pero el cortejo fúnebre se vio interrumpido por el accionar policial. Según los allegados a la víctima la Policía intervino de manera impetuosa y empezó a reprimir. Mientras que desde la versión policial aseguran que tanto el primo de la víctima y único testigo del homicidio junto a otros jóvenes iban efectuando disparos y por eso los arrestaron.

Los testimonios de los allí presentens aseguran que de manera sorpresiva aparecieron los efectivos y comenzaron a reprimir con balas de goma y arrestaron a algunas personas. Hubo al menos cinco heridos y demorados, entre ellos el primo de Kevin, Michael Pereyra, único testigo del asesinato. Pereyra fue asistido en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) con una fractura expuesta en una de sus piernas.

Indicaron que el accionar policial fue desmedido. Además denunciaron que la propia abuela de la víctima había sido agredida.

Por su parte la versión policial indica que hubo una persecución y detención en el cortejo fúnebre de Kevin Aguirre. El hecho ocurrió a las 10 en la zona de Junin y Perú, cuando personal de PAT observó que tres personas que acompañaban la caravana y circulaban en moto iban realizando disparos al aire. Se inició una persecución y arrestaron a tres personas. De las cuales, una es el primo de la víctima, Michelle Pereyra de 18 años quien recibió una herida en el pie y fue internado en el Heca fuera de peligro.

Al joven se le imputará la tenencia de arma de fuego revolver calibre 22. Las otras dos personas fueron demoradas pero luego de tomarle declaraciones recuperaron la libertad.

Kevin, de 16 años, fue asesinado en la noche del jueves en Humberto Primo y Felipe Moré cuando andaba en moto con su primo. Según precisó el fiscal de Homicidios Pablo Pinto, el adolescente mantuvo una discusión con una persona, actual sospechoso de su crimen.

Noticias relacionadas