Hubo banderazo fuera del Coloso: bombas y cánticos contra el periodismo

|| Locales
Compartir

Un grupo de hinchas de Newell´s se hicieron presentes en las puertas del club para continuar con la tradición, pese a que desde la dirigencia de la entidad deportiva, por orden del Gobierno provincial, pidieron que se suspenda. Los periodistas que cubrieron la nota recibieron un trato hostil.

Hinchas leprosos se concentraron ayer a la noche en la zona del Palomar para expresar su descontento ante el impedimento para realizar el tradicional banderazo. Luego de los hechos de violencia que se registraron en el último clásico, el Gobierno provincial pidió suspender la convocatoria y desde el club acataron la orden, cerrando las puertas del Coloso. Tanto los periodistas como las autoridades provinciales que estuvieron presentes, recibieron insultos y el trato fue hostil por parte de este grupo de simpatizantes rojinegros.

El grupo de hinchas rojinegros que estuvieron presentes en el lugar, les dijeron a la prensa que no filmaran sus rostros y hasta hubo cánticos en su contra. "El periodismo no lo puede creer", decía una de las banderas presentes. Además el móvil de LT3 fue también blanco de las agresiones. Le pintaron en uno de sus lados “Periodismo sin aliento”.

Pese al fuerte operativo de seguridad, hubo bombas de estruendo, cánticos contra el gobierno ya que los culparon de haber suspendido el tradicional banderazo. Por las redes hubo una convocatoria que rezaba: “Ni la prensa, ni la policía, ni el gobierno va a estar por encima de Newell's”.

Noticias relacionadas