Histórico: El Leicester se consagró campeón de la Premier

|| Deportes
Compartir

El equipo dirigido por Claudio Ranieri se alzó con su primer campeonato en 132 años de historia. El argentino Leonardo Ulloa es parte del plantel que hizo historia.

El 2 de mayo de 2016 será recordado como el día más importante en la extensa historia del Leicester City. Tras 132 años, el club logró su primer título de Premier League y provocó el delirio de sus fanáticos que aún no salen del asombro ante la hazaña de un equipo que, hace tan solo un año, peleaba por no irse al descenso.

Sin grandes nombres, pero con una clara idea de juego, el conjunto dirigido por el italiano Claudio Ranieri se quedó con el título superando a equipos con enormes figuras como el Manchester United, el City, el Arsenal o el Chelsea.

El DT echó por tierra incluso la incredulidad de propios y extraños ante el desempeño de su equipo. Cuando alcanzó la cima, muchos pensaron que el sueño de 'La cenicienta' del certamen no duraría demasiado y que pronto los poderosos lo superarían. Pero, con el correr de las fechas, "Los Zorros" no solo se asentaron en lo más alto, sino que se convirtieron en un rival de temer para sus adversarios.

Con una espectacular campaña, que incluyó 22 triunfos, 11 empates y solo tres derrotas, el Leicester se coronó dos fechas antes del cierre del certamen sin jugar. Había empatado el domingo en su visita al Manchester United, por lo que el empate del escolta Tottenham ante el Chelsea, le permitió alzarse con el trofeo.

Los jugadores, que se juntaron en la casa del delantero Jamie Vardy para ver el partido de los "Spurs", podrán celebrar el título ante su gente el próximo sábado cuando, desde las 13.30, reciban al Everton.

Con un experimentado entrenador y Vardy como figura destacada, el conjunto "Azul" también tuvo su cuota "Albiceleste". El delantero argentino Leonardo Ulloa jugó en 28 partidos y anotó seis goles. El ex San Lorenzo y Arsenal de Sarandí llegó al club en 2014 y hoy dejó atrás los malos momentos y la pelea por mantener la categoría para, finalmente, lograr la gloria.

Hoy los ojos del mundo se posan sobre ese humilde club de la ciudad de 330 mil habitantes, sobre esa entidad que, al comenzar la temporada, daba 5.000 libras (7.300 dólares) por cada una apostada a quien lo eligiera como campeón. El Leicester demostró que, en el fútbol, todavía los sueños pueden hacer realidad. (Infobae)

Noticias relacionadas