Hallan armas en comisarías que no fueron entregadas a la Justicia

|| Locales
Compartir

Tras varias inspecciones, la provincia encontró un arsenal “en situación irregular” en dependencias policiales. El fiscal general prometió iniciar una profunda investigación para determinar responsabilidades.

El ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, informó hoy en conferencia de prensa que tras varas inspecciones en comisarías de la provincia se encontró un arsenal de armas en “situación irregular”. No hubo presiones sobre la cantidad hallada, pero trascendió que el número ascendería a más de 700.

El fiscal general, Julio De Olázabal, quien también participó de la conferencia de prensa, sostuvo que “se abrirán investigaciones para saber qué ocurrió”.

Se trata de armas que fueron secuestradas en distintos operativos que no fueron entregadas a la Justicia tal como corresponde hacer en esos casos.

“Hay armas que no se pueden vincular a ninguna causa, con lo cual la situación es hasta en algún sentido más grave. Hay armas que estaban en algunas comisaría que no tenemos claro a qué causas correspondían”, expresó Pullaro.

Consultado sobre si esas armas podrían haber sido volcadas al mercado negro, el ministro sostuvo: “Nosotros no podemos hacer una imputación a las comisarías. Lo que nos llama la atención es por qué esas armas estaban depositadas en las comisarías y no estaban donde tenían que estar depositadas”. 

“No estamos acusando a nadie, ni a la Policía, ni a la Justicia. Solamente planteamos que llama la atención la cantidad de armas que se hallaron en un lugar que no correspondía. Acá hicimos un corte. Hay un compromiso del jefe de fiscalesde que no esto no volverá a ocurrir, porque no debería haber ocurrido nunca”.

Por último, De Olázabal precisó que la provincia no contaba con un plan político criminal de armas. “Las armas tenían que ser remitidas primariamente a los jueces de instrucción, después a los fiscales y la ley preveía que esas armas debían ser en algún momento destruidas. Lo que sucedió es que se comprobó que hay un procedimiento un tanto irregular porque esas armas no deberían haber quedado en las comisarías”.  

El fiscal general anunció que “a partir de este momento van a desarrollarse investigaciones para tratar de determinar a qué casos corresponde esas armas y luego verificar si hubo incumplimiento de funciones públicas”.

Noticias relacionadas