Habrá que esperar sentados la lluvia

|| Locales
Compartir

El alerta meteorológico rige desde ayer, pero por el momento no pasó nada. Esta mañana el sol salió como para echar por tierra esas probabilidades de chaparrones, pero con el correr de las horas las nubes se apoderaron del cielo rosarino.

Desde el lunes en horas del mediodía hay un alerta meteorológico por lluvias fuertes y probable caída de granizo pero hasta el momento nada de eso pasó. Hasta las 11 de este martes continuará vigente. Habrá ver ser si se decide y se larga de una vez o si nuevamente más de uno salió con el paraguas en la mano para volver a casa del mismo modo y sin una gota de agua.

A las 6:30 parecía que el sol iba a terminar con esta indecisión y se plantaría en lo alto del cielo descartando las lluvias. Pero luego las nubes rápidamente se apoderaron del celeste y todo quedó bastante gris.

Para la tarde se esperan lluvias y tormentas, algunas intensas. Mientras que el viento soplará desde el sur con algunas ráfagas potentes.

En cuanto al termómetro, ya desde temprano el clima era cálido. Los 16 grados hacían que levantarse no sea tan complicado. Con el correr del día la máxima puede llegar a los 27 grados. Una jornada primaveral en cuanto al termómetro, pero no tanto respecto de las condiciones climáticas.