Gendarmería en Rosario: hasta el momento “el balance no da positivo”

|| Locales
Compartir

El presidente de la Comisión de Seguridad del Concejo Municipal, Diego Giuliano, dijo que se está estable, “pero en lo más alto de la estadística”. Por otra parte, descartó que el Gobierno nacional busque criminalizar las protestas, o perseguir a sectores políticos.

A casi tres semanas del desembarco de las fuerzas federales en la provincia de Santa Fe y particularmente en Rosario, los resultados de la lucha contra el delito no han servido para bajar los guarismos delictivos en la ciudad más violenta del país, según los índices oficiales. El presidente de la Comisión de Seguridad del Concejo Municipal, Diego Giuliano, quien todas las semanas recibe a vecinos de distintos barrios para abordar el tema, manifestó que hasta el momento “no se observan descensos de los niveles de violencia, ni de crimen”. Por otra parte, descartó que haya intención del Gobierno nacional de aprovechar la ocasión para llevar a cabo un control social con el objetivo de desactivar las protestas que pudieran producirse en contra de las políticas oficiales.

“Si uno tiene que hacer un balance, el balance no da positivo. Todavía no se observan descensos de los niveles de violencia y de crímenes. Yo diría que estamos muy estable, pero en lo más alto de la estadística”, indicó Giuliano.

Todos los lunes la comisión que preside Giuliano recibe a vecinos de la ciudad para abordar la problemática de la inseguridad. Según le contó el edil a RosarioNoticias.info, el reclamo se repite cada siete días y tiene que ver con la notoria ausencia del Estado en determinados sectores. “Hay barrios donde los controles no se incrementaron en la misma proporción que otros. Eso es lo que más no hace notar la gente. El habitante de la ciudad se siente desprotegido”.

Consultado sobre el tan mentado trabajo de coordinación entre las fuerzas federales y la provincial, para el concejal todavía es prematuro realzar un balance aunque reconoció que “por ahora hay muchas reuniones y pocos resultados”.

Una de las polémicas que se instaló en los últimos días tiene que ver con el rol que el Gobierno de Mauricio Macri le quiere dar a las fuerza federales. Este domingo en el diario Página/12 Horacio Verbitsky adelantó que con la excusa de pelear contra el narcotráfico es inminente el desembarco del Ejército en las zonas más vulnerables del conurbano bonaerense. Sin embargo, para el periodista se trata de una cortina de humo para ocultar el control social que se quiere hacer con la clara intención de evitar las protestas que pudieran producirse contra las políticas oficiales.

Giuliano descartó la teoría del control social, incluso avaló la presencia de agentes vestidos de civil para llevar adelante trabajos de inteligencia. “La investigación criminal resulta muy importante a la hora de la prevención y para el desvaramiento de bandas, que como sabemos en Rosario operan de una manera muy libre. No creo que se trata de una cuestión de criminalizar las protestas sociales, ni de investigar a los sectores políticos. Faltaría que a esta altura tendríamos que aclarar eso en un país que ha vivido tanta violencia política”, concluyó.

 

Noticias relacionadas