Fuerte respaldo de ediles al pedido de comerciantes y empresarios

|| Locales
Compartir

Un grupo de ediles, encabezados por Lorena  Giménez Belegni del Partido Progreso Social, presentó un proyecto en el Palacio Vassallo para apoyar el pedido realizado ayer frente a la EPE por los representantes del Centro Unión de Almaceneros, junto con PyMEs y la Sociedad de Carniceros.

Las facturas de la luz ya llegaron con los aumentos y el bolsillo de los consumidores no da para más. Es casi imposible abonar algunas boletas que vinieron con alzas de hasta un 100 por ciento en algunos casos. Ante esto, ayer un grupo de pequeños comerciantes y empresarios se hicieron presentes en las oficinas de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) para solicitar diferir por 60 días el pago de este servicio. La Concejal del Partido Progreso Social, Lorena  Giménez Belegni, acompañada por otros concejales, presentó un proyecto para que el Concejo Municipal manifieste su apoyo a este reclamo realizado por los representantes del Centro Unión de Almaceneros, junto con PyMEs y la Sociedad de Carniceros.

Los informes realizados por las entidades mencionadas evidenciaron un aumento mayor al 100 % del servicio,  situación que afecta seriamente la continuidad de varios comercios que no pueden hacer frente a incrementos que van de 8000 hasta 26.000 pesos. La edila sostiene que esta situación genera preocupación, sobre todo, en los pequeños y medianos comerciantes, quienes no se hallan en condiciones de afrontar los altos costos del servicio eléctrico.

De no dar avance a este pedido, los comerciantes podrían “afrontar una situación muy desfavorable al no poder solventar sus gastos, resultando en el posible cierre de sus comercios y en la correspondiente pérdida de fuentes de trabajo”.  La edil agrega: “Esta situación se ve agravada por los aumentos reiterados en los demás servicios esenciales para la vida comercial”.

La edila remarcó que desde la Cámara de Diputados de la Provincia, el Diputado Héctor Cavallero,  del Partido Progreso Social presentó un proyecto para la creación de un fondo compensador para atenuar un "tarifazo" que provoca un gran impacto en el bolsillo de la gente trabajadora y de los pequeños y medianos comerciantes.