Frigerio y Lifschitz acordaron la construcción de 630 viviendas en Rosario

|| País
Compartir

Las unidades habitacionales se construirán en el plazo de un año en el Parque Habitacional Ibarlucea, antes conocido como “Zona Cero”.

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, firmó este martes con el ministro del Interior, Obras Públicas y Viviendas de la Nación, Rogelio Frigerio, un convenio para financiar la construcción de 630 viviendas en Rosario en un plazo de 12 meses, que se levantarán en el Parque Habitacional Ibarlucea, antes conocido como “Zona Cero”.

“Son unidades que no tienen aún destinatarios y que van a ser asignadas de acuerdo a las prioridades que establezca la dirección provincial de Vivienda. Para su construcción, el gobierno nacional realiza un aporte de 430 millones de pesos y la provincia de 230 millones en un esquema que ha planteado el gobierno, de esfuerzos compartidos. Dos tercios aporta la Nación y el tercio restante la provincia”, resaltó el mandatario tras la reunión en el salón de los Escudos de la Casa Rosada, que reflejó la buena relación de la administración provincial con el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, que encabeza Rogelio Frigerio.

“Para nosotros es importante porque nos permite empezar a resolver situaciones de carencia de muchísimas familias en el tema de la vivienda, con este plan destinado a familias trabajadoras y que obviamente no tienen capacidad de acceder a créditos o una unidad habitacional en el mercado privado”, clarificó Lifschitz.

El gobernador sostuvo que “el plazo de ejecución es de 12 meses, así que la provincia de inmediato va a llamar a licitación para poder ejecutarlas, porque los fondos están disponibles. Y al cumplir un año vamos a estar entregando las viviendas terminadas”.

En cuanto a la licitación de la construcción, comentó que “las viviendas se van a construir en la misma zona pero en siete proyectos distintos, así que es probable que se liciten de manera independiente para que puedan ofertar empresas más pequeñas y, de esa manera, sumar fuentes de trabajo y garantizar desarrollo de la actividad privada”.

El mandatario provincial sostuvo que “estas viviendas están destinadas a familias trabajadoras” y que “el repago es a un plazo de 30 años con cuotas actualizadas al valor de la construcción para que mantengan una relación con el costo de la vivienda pero carecen de intereses. La idea es que el Estado pueda ir recuperando el valor de la vivienda y destinarlo a nuevos créditos, pero que sean accesibles”, agregó.

Lifschitz resaltó que “este es el primer proyecto en el país que se inició durante esta gestión de gobierno y que llega a la etapa de convenio, porque en otras provincias se están financiando proyectos que venían a medio camino de la gestión anterior y que este gobierno ha continuado. Es un primer paso, nuestra idea es que en el curso de este año podamos firmar muchos convenios como este para atender situaciones de carencia habitacional en otros lugares de la provincia”, afirmó el gobernador.

Noticias relacionadas