Fin de la polémica, Lamberto es el nuevo Defensor de Pueblo

|| Locales
Compartir

Después de muchas idas y vueltas, la Asamblea Legislativa de la provincia aprobó el nombramiento del ex ministro de Seguridad. Los mayores cuestionamientos pasaban por su pertenencia política al partido gobernante.

La legislatura provincial ratificó el pliego que envió el Ejecutivo para nombrar a Raúl Lamberto como Defensor del Pueblo. A pesar de algunas oposiciones, el pliego fue aprobado con 45 votos a favor de un total de 54.

Entre los detractores del nombramiento se encontraba el diputado provincial del PRO, Roy López Molina, quien cuestionó a Lamberto por su gestión como ministro de Seguridad y por carecer de objetividad, ya que deberá controlar a funcionarios de su mismo partido.

“Perdimos la oportunidad de jerarquizar los organismos de control. El socialismo nos elevó un pliego para pagarle con un favor político a un amigo de militancia y no a una persona que va a defender a los santafesinos”, dijo López Molina a Radio 2.

Y agregó: “Lamberto no tiene independencia, que es la característica y condición esencial del defensor del pueblo. Pensar que una persona que compartió más de cuarenta años de militancia con aquellos que ahora tiene que controlar se va a poner en la vereda de enfrente es una inocentada”.

Además, el legislador manifestó que este tipo de cargos deben otorgarse en base a una “meritocracia” y “Lamberto fracasó como ministro de Seguridad”.

“Nos dejó la provincia más violenta del país y ahora es premiado con un cargo público en la Defensoría del Pueblo”, concluyó.

Noticias relacionadas