Festival Internacional de Barriletes, para compartir una tarde con la familia

|| Locales
Compartir

El evento gratuito más grande de Argentina se desarrollará el próximo sábado 14 y domingo 15 en la ciudad. “Tratamos de unir a la familia para que disfrute de compartir un espacio verde y mirar el cielo”, señaló a RosarioNoticias Ariel Carnevali, su organizador.

El próximo fin de semana se desarrollará en la ciudad el decimoctavo Festival Internacional de Barriletes “Pintemos el cielo de Rosario”. Como todos los años desde su comienzo, en el 2001, el evento gratuito más grande de Argentina del rubro, convoca a más de 100 mil personas a deleitarse con vuelos, demostraciones, talleres y concursos.

En diálogo con RosarioNoticias, su creador y organizador, Ariel Carnevali, contó sobre los inicios: “Nació por hobby y pasión. Yo volaba y construía barriletes acrobáticos, y conocía que en otros países se hacían estos eventos. A esa primera edición asistieron más de 15 mil personas y ahí todo el mundo abrió los ojos. La idea fue hacerlo una vez por año para poder mantener la expectativa de la convocatoria, además del tiempo para ordenarlo y organizarlo, ya que es un festival, algo mucho más importante que una simple barrileteada. Participaban grupos de diferentes ciudades, algunos abocados a la construcción y otros a la parte acrobática o deportiva”.

La particularidad de la cita, y uno de los puntos que su creador se encarga de destacar, es la presencia de la familia completa: “La del barrilete es una cultura que se perdió. Entonces el que más la vivió suele ser un abuelo. Antes tenías que salir, buscar las cañas, armar la estructura, pegar con engrudo, esperar que se seque. Armarlo llevaba un par de días, hoy todo el mundo quiere lo inmediato. Un poco lo que tratamos es transmitir que esa familia que concurre se una a través del hilo. Muchas veces terminás viendo al hijo pidiéndole al padre que lo deje volar un rato a él”.

El evento funciona como un pantallazo general al mundo de los barriletes, desde lo más chico a lo más grande, desde lo más básico y la máxima tecnología. “Todos los años tratamos de traer propuestas diferentes, siempre con presencia internacional. Este año vienen un grupo de personas de Brasil con dragones gigantes, de aproximadamente 80 metros de largo, compuesto por 90 cuerpos. También habrá batallas: las japonesas que evocamos siempre, con barriletes llamados Rokaku; y para esta edición también va a haber otras con una variante más chica llamada Pipa, que se utilizan mucho en Brasil.”, explicó Ariel.

Si el clima acompaña, la afluencia de gente ronda entre las 40 y 60 mil personas los sábados y se extiende hasta las 80 mil los días domingos. El festival no se suspende por lluvia, ya se hace imposible reprogramarlo debido a que de las casi 150 personas que intervienen en la organización, más de la mitad no son de Rosario.

“La convocatoria es para que la familia se divierta y vea cosas por ahí no tan convencionales. Pero principalmente que aprenda a disfrutar con un elemento tan simple como es un barrilete, que seguro lo lleva a compartir un espacio verde y a mirar el cielo, que es algo que hoy la gente no está acostumbrada a hacer”, finalizó Ariel.

Noticias relacionadas