Feriados sí, feriados, no: el equilibrio es la cuestión

|| Opinión
Compartir

La discusión para saber si en el 2017 habrá descanso extra large se puso en el tapete. Los padres estarán contentos porque los chicos permanecerán más tiempo en las aulas, el turismo local se verá perjudicado porque Rosario aprovecha al máximo este tipo de mini vacaciones y los comercios ven al vaso medio lleno, pero también la mitad vacía.

Los feriados, y en especial los que son puentes, le daban a las ciudades turísticas un empujón bastante importante. Hay sectores que se benefician con ellos y otros que lo ven con un tanto de recelo. Como en todo, hay puntos a favor y otros en contra.

Si se toma en cuenta el objetivo del ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, quien puso sobre la mesa la necesidad de terminar con los feriados puentes con el objetivo de garantizar los 190 días de clases, la iniciativa no es mala. La educación es importante, pero para que las clases se aseguren, es necesario que también los docentes sean escuchados y que las paritarias lleguen a buen puerto. Con o sin feriados, pero teniendo el mismo problema de siempre con los maestros, al panorama se complica.

La parte comercial, es quizás la más perjudicada con los feriados de este tipo. Si a eso se le suma que las ventas cayeron demasiado, al finalizar el mes más de un local tiene los números en rojo. Los negocios a los cuales les da lo mismo que haya descanso o no, son los que están en shopping. Tienen la ventaja de que si continúan los descansos de hasta cuatro días, quienes visitan la ciudad recorren algunos shopping y es allí cuando hacen la diferencia.

El turismo es sin dudas el que puso el grito en el cielo. Quedó reflejado el pasado miércoles en una nota de RosarioNoticias.info donde calificaron de “nefasto” el hecho de eliminar los feriados puentes. El director del Ente Turístico Rosario (Etur) Héctor Pichi De Benedictis, reveló a este portal: “Ni bien asumió el presidente Mauricio Macri salió al cruce de algunas versiones que sostenían que los feriados puentes no continuarían. Por eso en lo personal creo que van a seguir, pero si se avanza en la ida de eliminarlos, para Rosario será nefasto”.

Toda decisión tiene puntos a favor y otros en contra. Lo importante es encontrar un equilibrio. Si el problema del ministro de Educación es que se garanticen los días de clases, tendrá que también preocuparse porque los docentes sean remunerados de manera correcta. Y para que el turismo no se vea afectado, se pueden decretar días no laborables, como para que los dueños de los locales decidan si quieren o no abrir y de esta manera permitir que los negocios comercialicen sus productos teniendo en cuenta que se puede hacer una importante diferencia respecto de la cantidad personas que visitan la ciudad en esas mini vacaciones.

Feriados sí, feriados, no: El equilibrio es la cuestión.

Noticias relacionadas

Etiquetas

Feriados