“Está en el imaginario que en diciembre se pudre todo”

|| Locales
Compartir

Así lo expresó el director de Gestión Territorial de la Municipalidad, Gustavo Sader, quien sin embargo sostuvo que trabajen para que eso no suceda. Dijo además, que en los barrios más vulnerables de la ciudad ya se percibe una imposibilidad de acceso a lo básico.

Las medidas económicas que viene llevando a cabo el Gobierno nacional siguen haciendo mella en el tejido social. Particularmente en Rosario,  los barrios más vulnerables vienen experimentando una caída en lo que se conoce como changas y que es parte de la economía informal de la que viven muchas personas. También hubo un notable incremento en la cantidad de gente que se acerca a los comedores y merenderos. En este marco,  el director de Gestión Territorial de la Municipalidad, Gustavo Sader, manifestó que existe en “el imaginario colectivo la idea de que en diciembre se pudre todo”, aunque de inmediato aclaró que están trabajando para que eso no ocurra.

“En los barrios más vulnerables se percibe una imposibilidad de acceso a lo básico. Ya no hay más changas, a las mujeres que desde una casa la llamaban para limpiar cinco veces por semana la llaman dos. Lo mismo pasa con el hombre que trabaja en el sector de la construcción”, ejemplificó Sader.

En contacto con el programa Punto y Aparte que se emite por Radio SÍ98.9, el  funcionario aseguró que entre municipio y provincia se está trabajando de manera conjunta para morigerar el impacto que la crisis está provocando en ese segmento social. No pasa lo mismo con Nación.

“No tenemos la posibilidad de trabajar conjuntamente con Nación. Esto no es nuevo, con el gobierno anterior tampoco lo hacíamos, sí notábamos una presencia significativa de gente de ellos en los barrios. Tal vez esta gestión haga algo parecido, pero hoy por hoy una existe una mesa de diálogo para abordar la problemática de manera conjunta”.

Consultado sobre lo que podría pasar en el último mes del año donde las sensibilidades se potencias, Sader no anduvo con rodeos: “Está en el imaginario que en diciembre se pudre todo, uno desde el Estado trabaja para que eso no sea así, independientemente de que lo político estalle”.

“Si bien es cierto que estamos trabajando en un contexto que pensábamos que era imposible que volviera. Nosotros jugamos a que eso no pase (el estallido). En términos reales no debiera pasar”, expresó.

 

Noticias relacionadas