Escapes ruidosos: proponen destruirlos y venderlos como chatarra

|| Locales
Compartir

Un proyecto presentado en el Concejo Municipal propone una modificación del Código de Tránsito que otorga al agente que secuestre vehículos la potestad de remover aquellos caños de escapes que estén fuera de reglamento para destruirlos y utilizarlos como chatarra.

Presentaron en el Concejo Municipal un proyecto que propone una modificación en el actual Código de Tránsito para otorgarles a los agentes de la Dirección de Tránsito que secuestren automóviles y motocicletas que contengan caños de escapes fuera de reglamento, la potestad de destruirlos y luego sean utilizados como chatarra por la Municipalidad.

“Tal como sucede en otras ciudades de la provincia y el resto del país, que ésto sirva como acción ejemplificadora para quienes perturban a las personas y el medio ambiente con esos dispositivos”, sentenció Carlos Cardozo, autor de la iniciativa, que además recordó que la Ordenanza 6543/98 prohíbe la circulación de rodados con escapes deficientes o antirreglamentarios y que la Municipalidad posee la facultad de incautar los elementos que producen estos ruidos nocivos.

En el articulado, Cardozo propone que las infracciones previstas serán motivo de secuestro del vehículo, para la quita del caño de escape no reglamentario o dañado, quedando obligado el propietario a instalar un escape reglamentario antes de retirar el vehículo. El escape ilegal o averiado queda retenido para su posterior destrucción.

Noticias relacionadas