Encontraron muerta a una anciana y hay incógnitas alrededor del hecho

|| Locales
Compartir

La policía arribó a la casa de Güiraldes al 300 bis y constató el fallecimiento. Se esperan los resultados de la autopsia para determinar el motivo. Uno de sus hijos había salido el jueves en varios medios acusado de ser muy agresivo.

Durante la noche del jueves encontraron muerta a una mujer de aproximadamente 84 años tendida en su cama. El cuerpo presentaba golpes en la espalda pero que no tendrían entidad para producir la muerte. La policía arribó al lugar tras un llamado de uno de los hijos de la víctima, que halló a su madre al llegar a la casa alertado por los vecinos, que también acusan de violento al hermano.

La historia comenzó el jueves cuando luego de ser ignorados por las autoridades en reiteradas oportunidades, vecinos de la mujer fallecida quemaron la puerta de su casa como respuestas a las agresiones que sufren por parte de su hijo quien padece trastornos psiquiátricos. Según los relatos de los lugareños “los ataques son continuos, ladrillazos, palazos, piedrazos, siempre con mujeres y niños”. Inclusive advirtieron, en medios televisivos rosarinos, no saber si la madre del acusado, Marcelino Claudio Brítez, se encontraba viva.

Alrededor de las 23 la policía llegó a la casa de Güiraldes al 300 bis y constató que la señora, de quien aún se desconoce la identidad y edad, se encontraba fallecida en su cama. Se realizó un preinforme psicológico a Marcelino arrojando como resultado facultades mentales alteradas, recomendando su internación. Esta persona ya había estado asistida en un instituto psiquiátrico como consecuencia de una agresión a un vecino, pero su madre lo retiró.

Por el momento se le tomó declaración a familiares y se espera el informe de la autopsia durante el transcurso de la mañana para determinar las causas de la muerte. También se realizará un nuevo informe psicológico a Brítez y se está investigando si maltrataba a su madre. Interviene el fiscal Florentino Malaponte.

Noticias relacionadas