En Rosario un 30% de las familias no cubren las necesidades básicas

|| Locales
Compartir

Este cálculo surge de un informe realizado conjuntamente entre el Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (CESO) y el equipo de la diputada nacional del Movimiento Evita, Lucila De Ponti. El importe que debe alcanzar una familia tipo es de $13.231 para cubrir la canasta básica.

Según un informe realizado de manera conjunta entre el Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (CESO) y el equipo de la diputada nacional del Movimiento Evita, Lucila De Ponti, el importe que debe alcanzar una familia tipo es de $13.231 para cubrir la canasta básica, que no incluye gastos de vehículo, alquiler ni servicios. La medición se realizó en los barrios Casiano Casas, La Sexta, La Lagunita y Mangrullo. Eso da como resultado que en Rosario un 30% de los hogares no puede sostener las necesidades elementales.

De esta manera, el Salario Mínimo Vital y Móvil, que es de $ 7.560, sólo alcanza a cubrir el 43% de las necesidades básicas. Según el mismo informe, el monto de la Asignación Universal por Hijo (AUH), no es capaz de cubrir las necesidades alimenticias de niños mayores de 6 años y una empleada de casas particulares no alcanza al costo de una canasta en estos barrios de la ciudad, teniendo en cuenta una familia con dos adultos y dos niños.

La diputada nacional del Movimiento Evita, Lucila De Ponti, se refirió a los resultados y específicamente en cómo afecta a la economía informal. "Un tercio de las familias rosarinas no alcanza con sus ingresos a cubrir ni la mitad de la canasta básica. Un sector importante de los trabajadores formales, y más aún los trabajadores de la economía popular, se encuentran hoy en situación de pobreza lo que nos muestra el gran deterioro que ha tenido durante este año la condición de vida y el poder adquisitivo de los Trabajadores", sostuvo De Ponti.

Además afirmó: "Las políticas económicas golpean a estos sectores vulnerables de la sociedad más que a ningún otro". Cabe recordar que los tarifazos tanto en los servicios como en los incrementos de los alimentos ampliaron aún más esta diferencia que pone a los más pobres en una situación de mayor vulnerabilidad.

Noticias relacionadas