En medio de la vorágine, la terapia ayuda a “encontrarse a uno mismo”

|| Locales
Compartir

En el mundo de la piscología hay variantes. Una de las ramas más habituales es el psicoanálisis, pero ésta lleva más tiempo de reconocimiento propio. En cambio, para trastornos en los que se necesita una resolución más inmediata, se pone en práctica la terapia cognitiva conductual.

Vivir a las corridas, ir de un lado a otro de la ciudad para trabajar o llevar los chicos a la escuela, cumplir con las responsabilidades, hacer trámites, lidiar con los problemas cotidianos, a veces genera un grado de estrés importante en las personas. Algunos hasta empiezan a tener mal humor, a sentir que el cuerpo no rinde como antes y que a veces por querer hacer todo, no se hace nada. Es allí donde algunos comprenden que necesitan bajar un cambio y es por eso que comienzan a pensar en uno mismo y se entrometen en el mundo de la terapia.

Quienes deciden hacer terapia recurren a los psicólogos, estas personas que tras una serie de preguntas y tips tratan de que la persona encuentre su eje y lo ayudan en sus problemáticas. Teniendo en cuenta que hoy muy pocas personas escuchan lo que a uno le pasa, estos especialistas en la materia intentan poner una oreja y colaborar con el bienestar de sus pacientes. La realidad es que en medio de este mundo del psicoanálisis hay algunas variantes respecto de cómo se tratan determinados temas.

Hay trastornos que si necesitan un tratamiento puntual o más rápido, se recomienda utilizar la terapia cognitiva conductual, aunque para muchos este tipo de metodología es bastante del “aquí y el ahora”. Según la Licenciada en Psicología, Victoria Rotemberg, “si uno tiene una urgencia muy grande es preferible ir a una psicoterapia que a un psicoanálisis”.

La Licenciada Rotemberg explicó a RosarioNoticias.info que “una de las psicoterapias es la cognitiva” esta metodología “se focaliza más en una cuestión presentista, en algo de ahora y hacen foco en el problema puntual que trae el paciente”. Pero la gran diferencia con el “psicoanálisis” es que “si bien colabora con el conflicto actual, lo que hace es buscar en la raíz” y a su vez lo que se busca es “relacionar esa raíz conflictiva con cualquier tipo de trastorno” que la persona puede tener hoy o en el futuro.

Hay varias formas de encontrar ayuda en la psicología. “Si uno va como para conocerse, interiorizarse con uno mismo, entender ciertos modos de conducta repetitivo, ahí sí es un análisis más profundo. Pero sí, hay un protocolo de tratamiento como para la depresión o los ataques de pánico, son tipos de angustias muy puntuales y presentes”, explicó.

Según Rotemberg, el profesional tiene que “tratar de escuchar a la persona y brindar la mayor cantidad de afecto posible que es lo que muchas veces falta en la sociedad actual”.  Y agregó: “Simplemente con una escucha atenta, afectuosa, desde ahí uno se va a eligiendo y cada paciente tiene la posibilidad de elegir a su terapeuta y viceversa”.

“Hay gente que encuentra un especio de reflexión muy interesante y lo usan como modo de descarga. Depende mucho de cada persona y lo que a cada uno le interesa tener como finalidad en su espacio terapéutico”, reveló. “Mucha gente viene a revisar sus crisis vitales como son los cambios cuando los hijos se van de la casa, ante una jubilación, una separación, la pérdida de un trabajo, la maternidad misma”, explicó Rotemberg a RosarioNoticias.info.

Por último fue consultada respecto de la concepción del psicoanálisis que hace tiempo tenía la sociedad y la que hoy se vivencia. Antes quienes iban a este tipo de terapias eran mal vistos o se los exponía como individuos con grandes problemas. Pero ahora son muchas más las personas que deciden “escucharse a  uno mismo” y no reniegan ni se ven con malos ojos que vayan a su terapeuta. “Puede que tenga que ver un poco con encontrar un espacio reflexión en la vorágine actual en la que estamos como sociedad,  donde corremos para todos lados, donde la inmediatez nos sobrepasa y de repente poder sentarse, encontrar un oído, explayar lo que a uno le sucede y escucharse a  uno mismo, es bueno”.

Rotemberg manifestó que “los terapeutas” lo que hacen es “acompañar un proceso, pero el trabajo es netamente personal y cada uno y se está entendiendo desde ese lugar”. La Licenciada manifestó: “Estamos en constante cambio y necesitamos un poquito de apuntalamiento en ciertas cuestiones para saber cómo resolverlo”. La frase final es la que concluye la idea de para qué las personas se psicoanalizan: “Poder conectarse con uno mismo y acompañarse, esa es la finalidad de la terapia”.

Noticias relacionadas