El taxista dijo que no se masturbó y que accionará contra la denunciante

|| Locales
Compartir

En la audiencia imputativa el chofer negó los hechos y acusó a la mujer de ser una fabuladora. Su abogada desmintió que existan antecedentes por abuso sexual. Además, la letrada aseguró que este tipo de falsas denuncias son muy comunes porque tienen una pena muy baja.

El taxista que días atrás fue denunciado por haberse masturbado delante de una pasajera negó los hechos y aseguró que iniciará acciones legales contra la denunciante, al tiempo que la acusó de ser una fabuladora. Ayer por la mañana se realizó la audiencia imputativa contra el chofer, quien además de negar todo sostuvo que la mujer lo “único que busca en un rédito económico”. Finalmente la Justicia le impuso una caución de 1000 pesos y lo dejó en libertad, pero sigue sin poder trabajar porque la Municipalidad aún le mantiene retenida la licencia.  

La abogada del taxista, Sara Marcos, dijo que su cliente es inocente y que tiene instrucciones precisas de iniciar una demanda civil contra la mujer que lo denunció. También se refirió al trapo que incautó la policía y que presumiblemente tendría restos de semen. La letrada aclaró que se trata de un pañuelo que está siendo analizado y “cuyo resultado seguramente dará negativo”.

En diálogo con Lt8, Marcos negó que su cliente tenga una denuncia anterior por abuso sexual . “Me comuniqué con la Comisaría 14 y ahí me dijeron que no tienen nada”.

Consultada sobre si era creíble que la mujer haya inventado una historia para hacerse de unos pesos, la abogada aseguró que a ella no le extraña. “Tuve un caso en el que una mujer por despecho denunció que su ex pareja había abusado sexualmente de su hija y pude comprobar que era todo mentira y mi cliente fue sobreseído”.

Marcos sostuvo que las falsas denuncias son muchas muy comunes de lo que uno cree. “Cuando se descubren tienen una pena muy baja, por eso mucha gente va y hace el intento, si se le sale bien logra un rédito económico”.

Con relación al hecho en sí, Marcos contó que el taxista declaró que aquel día la mujer que subió al taxi pidió ella sentar adelante y que “es mentira” que atrás no había lugar. Según el relato del chofer, ni bien subió la pasajera le preguntó si era titular o peón. “Durante todo el trayecto no hizo más que hablarle de plata y viajes al exterior que había realizado. Cuando llegaron la comisaría, por pedido de ella, y la policía lo detuvo mi cliente quedó absorto”.

Noticias relacionadas