El precio de la harina no tiene techo

|| Locales
Compartir

En pocos días la bolsa de 50 kilos se incrementó algo más de un 65 por ciento. Entre las causas se destacan la expectativa inflacionaria generada por el gobierno entrante, y la caída de los acuerdos con las cerealeras para que los precios no se disparen.

La expectativa inflacionaria generada por el gobierno entrante sigue provocando aumentos de precios. Si bien como es costumbre en la Argentina los incrementos se dan por las dudas, las promesas devaluatorias de los economistas de Mauricio Macri están haciendo mella en los bolsillos de los consumidores. Un claro ejemplo de esto es el precio de la harina cuya bolsa de 50 kilos pasó de costar 155 pesos a 250 en unos pocos días.

“Desde que no existe más la Junta Nacional de Granos en la Argentina el precio de la harina lo fijan tres o cuatro cerealeras. Hasta hace poco la Secretaría de Comercio nos protegía y se acordaban los precios, pero este gobierno se está yendo y todo se liberó”, explicó Jorge Vitantonio de la Asociación de Panaderos de Rosario.

Según explicó el empresario panadero la semana pasada una bolsa de 50 kilos costaba 150 pesos, hoy se está pagando 260 y se esperan más aumentos.

“Hoy en mi panadería vendemos el kilo de pan a 18 pesos, en pocos días no el valor no será inferior a 25 pesos. Si nos siguen aumentando la harina tendremos que trasladarlo a precio, no nos queda otra”, aseguró Vitantonio en diálogo con radio Universidad de Rosario.

El dirigente contó que ya hay sectores que proponen no comprar harina hasta tanto la situación se regularice, aunque lo ve inviable por entender que los panaderos viven de lo que producen y boicot de esas características les generaría un importante perjuicio económico. “Muchos de nuestros afiliados se fundirían”, vaticinó.

Noticias relacionadas