El plástico ya no pasa tanto: recortan compras en cuotas

|| País
Compartir

Según un relevamiento del sector, muchos argentinos prefieren buscar otras alternativas de compras. La inflación, la recesión, las paritarias tardías y demás generaron este posicionamiento.

Los tiempos están difíciles y la recesión se siente. Las ventas bajaron y el uso de la tarjeta de crédito para realizar compras en cuotas, también. Ya son pocos los que optan por esta forma. Muchos empresarios esperarán que se reactive la actividad en el famoso segundo semestre

Según un informe relevado por ambito.com las causas de esta baja en las compras en cuotas se debe a un cúmulo de factores: la recesión, la inflación y la demora de las paritarias comprometieron este tipo de ventas. Las entidades bancarias registraron que en los últimos meses los argentinos prefieren hacer sus gastos en un solo pago y evitar el largo plazo. Los datos estadísticos que refleja ambito.com sugieren que los pagos en cuotas pasaron de crecer un 58% en 2014 a sólo el 38% anual en el primer trimestre de este año.

En los últimos años, muchas eran las personas que accedían a tener una tarjeta de crédito para poder realizar sus compras. Los sectores de menos recursos lograron con planes como el ahora 12 o con la tarjeta argenta, en el caso de los jubilados poder adquirir electrodomésticos u otros aparatos que lo compraban a largo plazo y que no reflejaban grandes tasas de intereses, y hasta en algunos era del cero por ciento.

Tal como lo publica ambito.com, de acuerdo con el último informe sobre bancos del BCRA, el aumento en la irregularidad del crédito al sector privado -y dentro de este, en igual medida, en la que se ve en tarjetas- fue de sólo un punto porcentual, al 2,6% del total. Pese a eso el nivel de este indicador se ubicó 0,3 puntos porcentuales por debajo del que había en abril de 2015. Los cargos por incobrabilidad que deben afrontar las entidades tampoco se incrementaron, y se mantuvieron en torno de los $1.000 millones mensuales en todo el sector.

Otro de los causales que podría generar esta falta de compra a largo plazo, es que las personas ven de manera incierta el segundo semestre y por eso es que prefieren hacer las compras en un solo pago. Ante el temor de luego no poder afrontar los gastos optan por el financiamiento en una sola cuota.

Noticias relacionadas