El papá de Chiara se va de Rufino para no cruzarse con los asesinos de su hija

|| País
Compartir

La adolescente de 14 años fue asesinada en mayo, y su crimen dio origen a la marcha #NiUnaMenos. "Tengo miedo de cruzarme con alguno de los asesinos de mi hija y querer matarlos", escribió el padre en Facebook.

Chiara Páez tenía 14 años y estaba embarazada al momento de su muerte. La joven fue encontrada enterrada en el patio de la casa de su novio, quien desde un primer momento se autoincriminó como el único responsable del asesinato. El problema, es que se trata de un menor que para la Justicia es inimputable.

Al principio de la investigación, los investigadores imputaron a la mamá y el padrastro del menor, pero meses después no se lograron reunir los elementos necesarios para acusarlos por lo que los dejaron en libertad. A siete meses del asesinato de la joven, no hay ni una sola condenada.

Es por eso que su papá, Fabio Páez, decidió irse a vivir a otro lugar junto con sus dos hijos más pequeños. Así lo anunció a través de su Facebook, donde asegura tener miedo "de cruzarme con alguno de los asesinos de mi hija y querer matarlos. Por eso me voy".

En la carta, Fabio dice que "después de haber nacido hace 47 años en Rufino, donde pasé mi infancia, adolescencia donde mis padres me educaron con todo su esfuerzo para que junto con mis hermanas fuéramos personas de bien, donde nacieron mis seis hijos y mis dos nietos los amores de mi vida, mis sobrinos, tios, padrinos, y una cosa de las más bellas que te puede dar la vida los amigos, siempre estuvieron en las buenas y en la malas a mi lado sin condiciones".

Agregó que "tengo mi viejita de 82 años que la amo, gente excepcional que conocí el último tiempo acompañándome en mi dolor y tristeza, personalmente, por face, mensajes, llamados, dándome un apoyo muy grande para mí, si no les aseguro que no hubiera podido seguir adelante".

Tras el resumen de su vida en Rufino, el peor día de su vida llegó y sé llevó a su hija Chiara quien murió asesinada por su novio; también de Rufino. Sobre esto detalló que "llega el asesinato de Chiara, lo más triste y doloroso que me pasó en la vida después de perder a mi papá, mi esposa Carina con cáncer de mama de 39 años o Américo mi cuñado, con 44 años, con un tumor cerebral".

"Después de pasar todo esto, cosas buenas y malas, tengo que tomar una decisión muy difícil para mí y mi familia, culpa de estos asesinos que mataron a Chiara, el juez que los liberó, el o la profesional que los encubrió, los comerciantes que le venden a estos asesinos. Por eso decidí irme de Rufino a vivir a otra ciudad por el bien de mis dos hijos menores, Delfi y Manu, que soy su único sostén".

Remarcó que "cada vez siento más bronca, impotencia, dolor y odio, y si yo encontrara en la calle a cualquiera de esos hijos de p. les aseguro que intentaría matarlos con mis propias manos, y le daría más dolor y disgustos a mi familia y amigos. por supuesto que la lucha no la abandono, tengo todas las fuerzas".

Finalmente aseguró que a pesar de irse va a seguir pidiendo justicia: "No voy a parar hasta que paguen y sufran o mismo que sufrió Chiara. Voy a ir hasta el final". (Minutouno)

Noticias relacionadas