El Indec suspende hasta nuevo aviso difundir datos de pobreza e inflación

|| País
Compartir

El titular del organismo, Jorge Todesca, señaló que no podrán dar a conocer las estadísticas de noviembre. "Estamos angustiados por el grado de destrucción que encontramos", dijo en su primera rueda de prensa.

En el primer contacto con la prensa, los nuevos funcionarios a cargo del organismo oficial de estadística, acompañados por el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, destacaron que "en el caso del IPC hay un proceso, y no estamos seguros en qué parte de la elaboración se perdió credibilidad, si se calculó mal la composición de los gastos de los hogares, o si se cargaron mal los datos y los funcionarios responsables ya no están, por eso no se difundirá el dato de inflación de noviembre, si no es confiable".

"Con los datos que tenemos de desconfianza en todos los indicadores, hay que constatar esto para poder imaginar cualquier tipo de indicador: inflación, pobreza, PBI y otros relacionados", dijo la reincorporada Graciela Bevacqua, que fue desplazada por el ex secretario Guillermo Moreno cuando ejercía la Dirección de Precios, el 31 de enero de 2007, y ahora asumió como directora técnica del Organismo.

Y agregó: "Se encontraron equipos desmantelados a nivel de directores, subdirectores y hasta el cuarto nivel de mando, sólo están los encuestadores, por eso hay que revisar todo, antes de difundir nuevos indicadores".

Por su parte, Jorge Todesca remarcó: "Estamos absolutamente angustiados por lo que hemos encontrado en el INDEC y el grado de destrucción. Tenemos sentido de urgencia, por el sentido de uso de muchos indicadores, pero no se podrán inventar los datos. En el IPC no quedaron recursos humanos, no hay quien revise los datos, hay que hacer pruebas de consistencia para no salir con un mamarracho. Por eso saldremos a buscar personas especializadas".

El flamante director del organismo oficial de estadística destacó que "el objetivo es establecer un servicio público de estadística rápido y bien. Vamos a demandar el esfuerzo de toda la nómina. No se va a aceptar que algunos quieran mantenerse al margen, quien no trabaje no podrá cobrar, todos los registrados deberán encolumnarse en una cadena de mando a cargo de un jefe, y los servicios que presten deberán ser certificados para que pueda cobrar un sueldo, como presumimos que no ocurre en varios casos. Se lo ha dicho a todos los directores del INDEC", dijo Todesca. (Indobae)

Noticias relacionadas