El fiscal contradijo la versión de la familia del joven ahogado en el río

|| Locales
Compartir

Según el funcionario judicial, la víctima no tiene lesiones en el cuerpo que indiquen que fue agredido por la policía. A su vez, un joven señaló que los hermanos le robaron lo que provocó la persecución policial. En ese contexto, los hermanos se tiraron al río y uno de ellos murió ahogado.

Luego de la aparición del cuerpo de Alejandro Gastón Ponce, el joven que fue hallado por Prefectura en la zona de Oroño y el Paraná, el fiscal que investiga el caso, Miguel Moreno, se encargó de desmentir la versión que sostenía la familia. De esta manera, el funcionario judicial descartó que los hermanos estuvieran pescando en la zona. Es más, Moreno indicó que los hermanos acababan de cometer un robo, lo que provocó la persecución policial que originó que los jóvenes se tiraran al río para evitar ser aprehendidos por los agentes.

En ese marco, Moreno indicó que Alejandro, el joven que apareció ahogado, no presentaba lesiones en su cuerpo, echando por tierra la versión de la familia, quien sostenía que el joven recibió un piedrazo por parte de los policías mientras los hermanos se encontraban pescando. “El resultado de la autopsia arroja que no presenta signos de violencia externos ni internos”, indicó el fiscal en rueda de prensa.

Asimismo, Moreno señaló: “El relato del hermano es absolutamente falso. Ellos no estaban pescando, acababan de cometer un robo”. En esa misma línea, el fiscal indicó que tras cometer el ilícito, los hermanos se dan a la fuga, se produce una persecución por la orilla del río y ahí los dos se arrojan al agua. Uno de los hermanos logra salir a la superficie, mientras el otro murió ahogado.

Con todo, el funcionario judicial confirmó que el hermano que logró salir del agua tiene lesiones en el cuerpo, por lo que se investigarán si las mismas están relacionadas con algún tipo de golpe provocado por los policías.  “El fallecido no tenía ningún tipo de lesión”, remató Moreno.

A su vez, un adolescente identificó a los hermanos que le robaron sus pertenencias minutos antes de la persecución policial que desencadenó el suceso. Finalmente, Moreno confirmó que ambos hermanos contaban con libertad condicional.