El edil Boasso propone modificaciones en el nuevo pliego de Transporte

|| Locales
Compartir

El concejal pide retribuir a las empresas en función de la calidad del servicio y los kilómetros recorridos. Además alentar la pluralidad de oferentes.

En la jornada del jueves y la madrugada de este viernes se aprobó el nuevo Pliego del Sistema de Transporte Urbano de Pasajeros, donde el Concejal Jorge Boasso votó a favor en general y logró incorporar modificaciones. Los cambios más sustanciales corresponden a las metodologías tanto de Selección de las Ofertas como de Retribución al Concesionario.

En la primera, sobre la selección, Boasso logró romper con los “Trajes a Medida” que benefician sin razón al único prestador privado local (Rosario Bus), en caso que este decida presentarse a la licitación. Se le asignaba un puntaje desproporcionado por el sólo hecho de haber prestado servicios en Rosario. “Las modificaciones de éstos criterios es para ser más ecuánimes en la selección y alentar la pluralidad de oferentes”, explicó Boasso.

Y en el segundo punto, sobre la retribución a las empresas,  se conformaría un Fondo Único con todos los ingresos del sistema, para luego asignarlo en un  60% en función de los kilómetros recorridos por cada empresa, un 30% de acuerdo a pasajeros transportados y el 10% restante con un índice de calidad del servicio.

Boasso destacó otras modificaciones en beneficio del usuario y el trabajador de transporte, como incorporar un servicio expreso o diferencial por cada empresa. Implementar medidas de seguridad como en los sistemas más modernos del mundo: límite de velocidad y dispositivo de no apertura de puertas con el vehículo en movimiento. Y por último, Servicios WiFi gratuito en unidades diferenciales y en recorridos troncales.

Polémica por las cabinas anti-impacto: Boasso reprochó el voto negativo de muchos concejales que se negaron a incorporar en el pliego, las cabinas de protección y seguridad para el conductor.

Para finalizar, el edil radical también se mostró en desacuerdo al procedimiento de actualización automática de la tarifa dos veces al año, la cual votó en contra. "Insisto que al tratarse de un servicio público utilizado por trabajadores, estudiante y sectores más vulnerables, no se puede limitar el costo del boleto a un mero análisis económico", concluyó.

Noticias relacionadas