El conflicto de los trabajadores de helados Panda se recalienta

|| Locales
Compartir

Los empleados asistirán hoy a una audiencia en el Ministerio de Trabajo donde esperan que la empresa ofrezca respuestas ciertas sobre los sueldos que adeuda y el futuro laboral.

Representantes del Sindicato de Obreros Pasteleros y Afines de Rosario esperan que algún encargado de la empresa Helados Panda, que hasta mayo producía en la fábrica ubicada en Villa Gobernador Gálvez, se presente hoy a las 11 a una audiencia programada en la sede local del Ministerio de Trabajo de Santa Fe (Ovidio Lagos y San Lorenzo). Hace meses que se paró la producción y el centenar de trabajadores teme por la continuidad laboral. Denuncian un vaciamiento de la fábrica y la única respuesta que obtuvieron desde julio es que la empresa cambiará de manos en breve. En el medio, adeudan sueldos y aguinaldo. Desde el sindicato, informaron que los empleados están vendiendo el remanente de stock para cubrir parte de los salarios.

En diálogo con El Ciudadano, el secretario adjunto del Sindicato de Obreros Pasteleros, Confiteros, Sandwicheros, Heladeros, Pizzeros y Alfajoreros, José Luis Di Salvo, confirmó que esta mañana asistirán a una audiencia en la cartera de trabajo provincial donde deben comparecer representantes de la empresa que, según comentaron los trabajadores, provienen de Corrientes.

“Los trabajadores están custodiando las maquinarias porque temen el vaciamiento de la empresa. Están vendiendo ellos mismos el stock de producto que les queda para ir cobrando una parte de los sueldos que les deben”, señaló el gremialista. Consultado sobre el futuro inmediato, Di Salvo apuntó que “la empresa está corrida (sic) y que el nuevo comprador también”.

El conflicto de Helados Panda se agudizó a mediados de julio. Según contaron desde el sindicato, desde mayo no ingresan insumos a la empresa y está parada la producción. Si bien no están en temporada alta (agosto hasta marzo), la empresa suele fabricar durante todo el año, lo que no está ocurriendo ahora. Ante esta situación, ayer los trabajadores quemaron gomas y bloquearon el acceso al lugar de producción.

Tal como publicó este medio, la industria del helado en la región es de gran volumen cuando se la compara con otros lugares del país. Es habitual que las fábricas y las heladerías tengan una producción y contratación de personal por estaciones. En meses de calor aumentan. Durante el resto del año, esa masa fluctuante de trabajadores temporarios suplen el salario con changas u otras tareas. Aun así, tanto fábricas como heladerías trabajan durante los meses de frío. La actividad se extendió durante el año hace un tiempo y ya no es exclusiva de la temporada estival, porque las altas temperaturas que se registran en abril o mayo requiere que las fábricas mantengan su producción.

El conflicto laboral parecía extinguirse a principios del mes pasado, cuandoempezó a cobrar fuerza el rumor de que la empresa iba a cambiar de manos. Sin embargo, las novedades nunca aparecieron.

Panda emplea a unos 110 trabajadores (65 de planta permanente y 50 contratados por estación), y está ubicada en la intersección de San Martín y Camino de los Granaderos, en la vecina localidad de Villa Gobernador Gálvez (El Ciudadano)

Noticias relacionadas