El Concejo distinguió a madres rosarinas por su compromiso social

|| Locales
Compartir

La ceremonia se llevó a cabo en el Palacio Vasallo y fue presidida por la presidenta del cuerpo y autora de la iniciativa, Daniel León.

En una ceremonia realizada en el Palacio Vasallo, la presidenta del Concejo, Daniela León, entregó Diploma de Honor a mujeres que canalizaron su amor maternal en actividades de profundo contenido social luego de atravesar difíciles situaciones. Se trata de un homenaje que se realiza por quinto año consecutivo a partir de una iniciativa de la concejala León y que permite distinguir a quienes transformaron la adversidad en solidaridad y concientización.

Al referirse a las madres homenajeadas, Daniela León expresó su emoción recordando que “hace varios años que perdí a mi mamá y sé cuánto le hubiera gustado ver este homenaje que tengo el honor de hacerles a grandes mujeres de la ciudad. A ella le tocó pasar momentos difíciles, como nos toca pasar a todas las madres, y creo que tengo suerte de poder recordarla compartiendo este momento con madres que se convirtieron en luchadoras incansables. Muchas de las mujeres que hoy distinguimos perdieron a sus hijos e incluso a nietitos”.

Y agregó: “Mi hija es todo para mí y por eso les agradezco enormemente el ejemplo que nos dan. Es verdaderamente inspirador saber que la adversidad no puede apagar lo que sentimos por los hijos. Agradezco inmensamente a estas mamás por transformar su amor materno en amor por el prójimo. No todos los rosarinos saben que en la ciudad hay gente extraordinaria como ellas. Le hacen mucho bien a Rosario y esta distinción que hoy les entregamos en nombre del Concejo es simplemente una manera de decir ‘presente’, queremos ayudar y esperamos sus recomendaciones, sus experiencias, para cumplir mejor nuestra misión”.

En el homenaje de este año fueron distinguidas Vilma Ludueña, de Barrio La Tablada,  por “su trabajo inclaudicable a favor de la educación, el acompañamiento y el desarrollo integral de niñas, niños y sus familias”; Lina Constanzo, creadora del primer sistema municipal de protección integral de los derechos de las personas con discapacidad, por “su constante labor en pos de la inclusión y una concreta igualdad de oportunidades”; Gladys González, por su invaluable trabajo “por el fundamental derecho a la vida y la mejora en la calidad de vida de las personas con VIH”; Fabiana Ferreyra y Valeria Stortoz, por la lucha que realizan para “la concientización de la sociedad respecto a la importancia de conducir responsablemente para la prevención de siniestros viales”; Betina Zubeldía, por un trabajo convertido en “herramienta fundamental para la lucha contra las drogas, la protección de las personas que sufren una adicción y la contención de sus familias”; Zulema López, quien preside un Centro Comunitario en el barrio Villa Urquiza por “representar un gran ejemplo a seguir por su militancia social”; y, finalmente a Liliana Mansilla mamá de Yanina García (fallecida en 2001) y Graciela Acosta (fallecida en 2001), por representar la búsqueda de la justicia tras los trágicos hechos del año 2001.

Al explicar los motivos de este reconocimiento, León señaló que conoce las luchas de estas madres en diferentes organizaciones sociales. “Al frente de muchas de estas organizaciones hay madres que empezaron trabajando para sostener una familia golpeada por la tragedia, y ahora estaban sosteniendo también a otras familias, a un barrio todo, o un grupo de gente vinculada a una misma problemática. No sólo son un ejemplo que debe inspirarnos a todos, sino que también son verdaderas referentes con mucho para aportar a las políticas que necesita Rosario. Cuando discutimos Ordenanzas y Decretos a veces perdemos de vista los aspectos más humanos de la vida cotidiana. Estas mujeres nos ayudan a reencontrarlos y nos damos cuenta de que es precisamente con ellas con quienes debemos hacer nuestras políticas”, concluyó.

Noticias relacionadas