“El Ciudadano”, en plena negociación y estado de asamblea permanente

|| Locales
Compartir

Si bien hubo varios encuentros y reuniones con el Ministerio de Trabajo como mediador, aún faltan plasmar los acuerdos “en los escritos”. Los trabajadores buscan “ajustar los detalles en el marco de la firma concreta” de un convenio “para llegar a buen puerto”.

Los trabajadores del diario “El Ciudadano” viven días difíciles. Con negociaciones avanzadas de palabra pero aún falta la rúbrica oficial, en papeles, que determine el pago de las indemnizaciones de todos los trabajadores. El Grupo Indalo Media, de Cristóbal López, decidió que el cierre del diario sea el viernes 28 de octubre y desde el momento en que la noticia salió a la luz los empleados mantienen un estado de asamblea permanente. Esta tarde se vuelven a reunir para “terminar de ajustar los detalles en el marco de la firma concreta del acuerdo” según señaló Juan Pablo Sarkissian, del Sindicato de Prensa y miembro de la comisión interna del diario, a Rosarionoticias.info.

“Hay un acuerdo mediado por el Ministerio de Trabajo pero a todo eso hay que plasmarlo. Necesitamos que eso se materialice en los escritos”, manifestó Sarkissian. “Estamos en el final de la negociación”, dejó en claro el miembro de la comisión interna del diario. En el acuerdo se deja plasmado que “la empresa se va, no continúa su explotación y se compromete a pagar a todos y a cada uno de los trabajadores la indemnización completa y que además reconoce la deuda con cuota sindical y la deuda que tiene con la obra social”.

Por el momento se sabe que los “trabajadores ratifican el estado de asamblea permanente”.  Esta tarde intentarán “terminar de ajustar los detalles en el marco de la firma concreta del acuerdo para llegar a buen puerto” y además “existe la voluntad de un conjunto de trabajadores aflorando la posibilidad de la continuidad”.

Por su parte, algunos de los trabajadores aseguran que "es una situacion muy fea" porque más allá del ámbito del trabajo, se "trata de un grupo de amigos". Para muchos esta situación que hoy se vive es distinta a la ocurrida en 2008 porque en aquella época al ser más jóvenes, había más posibilidades y hoy lo que tiñe el panorama es que todos tienen familia y "uno se queda sin un sueldo fijo".

Noticias relacionadas