Eduardo Feimann dijo que Rosario pasó a ser “la cuna del narcotráfico”

|| Locales
Compartir

Lo manifestó ayer en el programa Animales Sueltos mientras mostraban imágenes de la multitudinaria marcha que se realizó ayer en la ciudad para pedir por justicia y seguridad. Otros de los columnistas sostuvo que “eso no es lo único que pasa” y la calificó de “maravillosa”.

La multitudinaria marcha que ayer se realizó en Rosario para reclamar por justicia y seguridad tuvo su repercusión en Buenos Aires, algo que en las autoridades locales siempre cae bastante mal y que incluso los llevó a desarrollar la equivocada teoría de la “estigmatización” de la ciudad. En ese marco, anoche en el programa Animales Sueltos que conduce Alejandro Fantino por canal América el periodista Eduardo Feimann manifestó que Rosario pasó de ser “la cuna de la bandera a la cuna del narcotráfico”.

El programa de Fantino abrió con imágenes elocuentes de la marcha que ayer se llevó a cabo en Rosario. Con ese apoyo fotográfico de fondo Feiman brindó algunos datos sobre la inseguridad en la ciudad.  Todos los integrantes de la mesa mostraron su asombro tanto por la convocatoria como las cifras que daba el periodista.

Otros de los periodistas del panel, Edy Zuinino, evocó que la cúpula policial fue descabezada por sus vínculos con el narcotráfico. “Se habló mucho en los últimos tiempos de narcosocialismo. Ustedes recordarán que el propio jefe de la policía era miembro de la banda de narcos”.

“Las particularidades de Rosario son geopolíticas porque vos tenés niveles de desempleo, niveles de pobreza similares a los grandes centros urbanos, pero tienes un Gran Rosario hiperviolento con una marginalidad profesionalizada con pibes a los que les es mucho más rentable dedicarse a vender drogas que ir a buscar cualquier tipo de trabajo”, completó Zunino.

Cuando Feimann retomó la palabra aseguró que habló con varios rosarinos y dejó un concepto que seguramente va a generar la respuesta de las autoridades locales. “A mí me dijeron tres cosas: primero, los narcos ganaron Rosario, son dueños absolutos de la ciudad. Segundo, Rosario está sangrando y tercero fíjate que la Cuna de la Bandera se transformó en la cuna del narcotráfico”.

Sergio Berestien, otros de los panelistas, ensayó una suerte de desmentida a los dichos de Feiman al sostener: “Yo voy siempre a Rosario por razones laborales, es una ciudad maravillosa, con muchos contrastes. Lo que vos decís es cierto, pero no es lo único que pasa en la ciudad”.