Dudas arriba y abajo

|| Deportes
Compartir

Pugnan por dos lugares en la delantera y se espera la recuperación total de la defensa.

Por Ignacio Sanzó

Quedan horas para el clásico y el Patón no define quiénes jugarán en ofensiva, entre Zampedri, Herrera y Lovera, dos de ellos tres irán de titulares. Por el sector defensivo se espera la evolución de Caruzzo, quien se entrenó diferenciado, y la puesta a punto de Cabezas. Si alguno de los dos zagueros no llega, el plan B será Marcelo Ortiz.

El entrenador Canalla habló en conferencia de prensa y en relación al clásico copero dijo: "Hay que disputarlo y jugarlo como se tiene que jugar. Acá no hay razonamientos ni nada, hay que planificar y jugar el partido que la gente espera. Va a ser un partido muy intenso". La indecisión más grande por la que está atravesando Bauza no son los nombres sino el esquema, seguir con el 4-4-2 o jurársela con el 4-4-1-1 que le dio otra impronta al equipo.

El equipo que planteó el DT en el ensayo matutino en el predio de Arroyo Seco fue el siguiente: Jeremías Ledesma, línea de cuatro en el fondo con Gonzalo Bettini, Matías Caruzzo, Oscar Cabezas y Alfonso Parot; en el mediocampo Washington Camacho por derecha, doble cinco conformado por Néstor Ortigoza y Leonardo Gil, y por la banda izquierda Federico Carrizo, y en ofensiva Lovera de enlace y un tiempo jugó Herrera y otro con Zampedri.

Finalizado el entrenamiento Leonardo Gil atendió a la prensa. "No pasamos un buen momento, pero tenemos una revancha y qué más lindo que tenerla lo más rápido posible, contra el clásico rival nuestro. Hemos estado en una situación parecida y la hemos podidos revertir. Pienso que trabajando juntos, vamos a salir adelante, confío mucho en mis compañeros", sentenció el mediocampista auriazul.

El equipo inicia el viaje a Buenos Aires, cerca de las 16, se espera una multitud de hinchas Canallas para despedir y alentar al equipo en las horas previas a lo que será el encuentro más importante de los últimos diez años para la ciudad de Rosario.

Noticias relacionadas