Dos jóvenes murieron esta madrugada e investigan si fue por un ajuste de cuentas

|| Locales
Compartir

Ambos llegaron a diferentes hospitales de la ciudad para ser asistidos por las heridas que presentaban. En horas de la madrugada, fallecieron. La crónica de esta noche violenta comenzó en las inmediaciones de Felipe Moré y Aborígenes Argentinos.

Madrugada violenta en Rosario. Dos jóvenes de  18 y 22 años murieron esta madrugada en distintos efectores públicos. La policía investiga los casos, pero según los primeros testimonios se trataría de un ajuste de cuentas.

Según informaron fuentes policiales a RosarioNotocias.info, todo comenzó pasada las 0.15 en Aborígenes y Felipe Moré. Allí llegó un móvil del Comando Radioeléctrico y encontró a un joven tendido en el piso con varios disparos en su cuerpo. Ante la demora de la ambulancia del SIES, familiares y efectivos policiales trasladaron al joven identificado como Nahuel Gatica de 22 años, al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA). Los médicos lo asistieron y diagnosticaron una herida de arma de fuego en el cráneo con orificio de entrada y otro balazo en el hemitórax izquierdo. Pese al esfuerzo por salvar su vida, murió.

En tanto, pasada la 1 de la madrugada, un colectivo de línea pasa por la zona de Flor de Nácar y Malvón y encuentra tendido sobre la calzada a un joven a quien lo rodeaba familiares y amigos. Estas personas suben a la unidad con este muchacho herido de bala por la espalda y lo trasladaron al Hospital Roque Saenz Peña. Juan Carlos Schneider de 18 años, ingresó con vida al nosocomio pero a las 2:30 los médicos anunciaron que falleció.

Ahora la policía investiga el caso porque según algunos testimonios, Schneider, como pudo, le habría confesado al chofer del colectivo que minutos antes había disparado contra una persona y la habría matado. Todo es materia de investigación, por el momento, pero se trataría de un ajuste de cuentas.

Noticias relacionadas