Donello: “Con la plata de los subsidios compran colectivos en Brasil”

|| Locales
Compartir

El secretario general de la UOM manifestó que el sector carrocero vive una profunda crisis como consecuencia de la apertura de las importaciones. Aseguró que en Rosario hay 2000 puestos de trabajo en riesgo. Pide protección para sostener las fuentes laborales.

La Unión Obrera Metalúrgica de Rosario no tiene tregua. A los conflictos originados en todo lo que es línea blanca con suspensiones y despidos, a la amenaza de cierre de la planta que la empresa Acindar tiene en el oeste de la ciudad ahora se le suma una importante merma en la actividad carrocera. La caída está vinculada con la apertura de las importaciones. Hasta diciembre ingresaban desde Brasil únicamente los chasis y acá se carrozaban. Desde que el  nuevo gobierno permitió la apertura indiscriminada de productos fabricados fuera del país los coches ingresan terminados, lo que pone en riesgo las fuentes laborales.

El secretario general de la UOM, Antonio Donello, manifestó hoy su preocupación por el momento que está pasando las carroceras y por los 2000 puestos de trabajo que se ponen en riesgo. “Ya elevamos una nota nuestro secretario general a nivel nacional, Antonio Caló, para luego pedir una entrevista con el gobierno para tratar de buscar una salida”.

“Estuvimos reunidos con la Cámara de Carroceras y realmente están muy preocupados. Entre las siete carroceras que hay en Rosario ensamblaban mil coches por año y en lo que del 2016 ingresaron 600 desde Brasil. Así es imposible resistir alertó Donello en diálogo con Radio Sí 98.9.

“El colmo de todo esto es que las empresas que están comprando los colectivos a Brasil están subsidiadas, es decir que con la plata de los subsidios que reciben del gobierno compran las unidades fuera del país”, expresó el dirigente gremial.

Noticias relacionadas