Destituyen a policías acusados de casos de corrupción y narcotráfico

|| Locales
Compartir

El gobernador Lifschitz firmó los decretos para desvincular a 13 policías. Las destituciones fueron por temas relacionados con la venta de estupefacientes, robos, malversación de caudales públicos e incumplimiento de deberes de funcionario público, entre otros.

El gobernador de Santa Fe Miguel Lifschitz determinó, a través de la firma de varios decretos, la destitución de 13 policías provinciales por haber incurrido en delitos vinculados al narcotráfico o a hechos de corrupción.

“Esto es parte del plan de depuración de las fuerzas policiales en el que estamos empeñados no solo las autoridades políticas del Ministerio de Seguridad sino también de la propia Jefatura de Policía de la provincia, con claras instrucciones de ser sumamente estrictos y severos en las sanciones que se aplican al personal que es encontrado responsable de delitos graves vinculados al narcotráfico u a otros hechos de corrupción”, explicó el mandatario provincial y agregó: “Cuando hay suficientes elementos e indicios como para comprobar los hechos denunciados, estamos procediendo a la destitución de los agentes involucrados”.

Vale aclarar que entre el personal apartado de la fuerza se encuentran comisarios, oficiales, suboficiales y subinspectores que cumplían funciones en los departamentos Rosario, La Capital, Castellanos y San Justo, entre otros lugares.

“Hemos trazado claramente una línea divisoria entre aquellos que cumplen con el deber y se ajustan a lo que establecen las normas internas y las leyes, y aquellos que han decidido incursionar en el campo del delito y que de a poco irán quedando marginados de la fuerza”, sentenció el gobernador.

Cabe destacar que estos 13 agentes forman parte de un número mucho mayor de personal policial al que se le está llevando adelante procesos similares y que en los próximos meses se irán resolviendo.

Noticias relacionadas