Desarticulan banda narco que operaba en barrio Fuerte Apache

|| Locales
Compartir

Personal de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones (DGPCA) detuvo a 10 persona y secuestró un arma de fuego y cocaína lista para su venta.

Personal de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones (DGPCA) de la Policía de Santa Fe desarticuló este miércoles una banda que comercializaba estupefacientes al menudeo y usurpaba viviendas en barrio Fuerte Apache de la ciudad de Rosario.

Como resultado de la actuación policial, que demandó una investigación de casi dos meses, se realizaron seis allanamientos en domicilios de Presidente Roca al 5100, Lamadrid al 300 Bis, Valaparaiso al 2500 y Anchorena al 1500; en los cuales fueron detenidas 10 personas mayores de edad y se incautaron 440 gramos de cocaína, bochas de marihuana, popper y un arma de fuego.

“Estamos trabajando para desbaratar a las bandas que no solo venden drogas sino que generan situaciones conflictivas en barrios donde viven personas que todos los días se levantan a trabajar y llevan a sus chicos al colegio. Sabemos que es un largo camino, pero estamos convencidos de que los que ganan dinero a costa de la vida de otros deben estar tras las rejas”, sostuvo el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro.

Por su parte, el subsecretario de Investigación Criminal y Policías Especiales, Rolando Galfrascoli, explicó que la organización desarticulada es “una banda local que se dedicaba a la comercialización de estupefacientes y que era conocida en el territorio por la violencia que ejercía en el marco de sus actividades delictivas como comercializadores de estupefacientes pero también hacia los vecinos”.

Galfrascoli destacó que en ese sector de Rosario “la provincia de Santa Fe y el municipio local están invirtiendo una gran cantidad de dinero en obras que mejoren la vida de los vecinos”. En tal sentido, evaluó que “con esta intervención de la Dirección de Drogas, la fiscalía y la justicia Federal se ha podido desarticular un núcleo de violencia urbana importantísimo con la caída de la banda conocida como Los Gorditos”.

Por su parte, el jefe de la sección Inteligencia zona sur de la DGPCA, Alejandro Druetta, precisó que la actuación policial “dio resultado positivo ya que se detuvo a 10 personas, de las cuales la mayoría son los principales investigados”.

Además, destacó que “es importante no solo por la venta de estupefacientes que estaban haciendo en el barrio sino que tenían tomado el lugar: copaban las casas bajo amenaza de muerte, sacaban a los propietarios de las viviendas y las ocupaban para usarlas para bunkers o acopio. En algunos lugares había aguantaderos donde dormían las personas vinculadas a la banda”.

Si bien la investigación que derivó en los allanamientos fue iniciada en agosto, Druetta puntualizó que “hay una señora que se animó a hacer una denuncia pública diciendo que los narcos la habían despojado de su vivienda. No solo la obligaron a irse sino que también querían que vendiera para ellos. Esta mujer ahora tiene custodia de Gendarmería y, al igual que los vecinos, vivía bajo constante amenaza”.

Al ser consultado sobre los integrantes de la banda detenida, Druetta refirió que “son gente vinculada al narcotráfico, que ha tenido familiares soldaditos” e incluso, señaló que “uno de los detenidos -quien oficiaba de cabecilla- es de la zona de Tablada y tiene familiares muertos por narcotráfico”.

Los allanamientos se realizaron con personal de la DGPCA, con colaboración de la Compañía Tropa de Operaciones Especiales y Grupos de Apoyo Táctico de la Policía de Santa Fe. Estuvieron presentes supervisando las acciones, además del subsecretario de Investigación Criminal y Policías Especiales, el jefe y subjefe de la DGPCA, José Moyano y Fernando Escobar respectivamente.

Interviene la fiscalía federal a cargo del doctor Mario Gambacorta y las órdenes de allanamiento fueron libradas por el doctor Carlos Vera Barros del juzgado federal N°3 de Rosario.

Noticias relacionadas