Denuncian que el Pro impulsa una ley que permite destruir humedales

|| País
Compartir

Desde la organización Ambientalista Greenpace apuntaron contra el proyecto presentado por el diputado macrista Alfredo De Angeli. Aseguran que la iniciativa del entrerriano “promueve actividades productivas en las áreas que deben ser protegidas”.

La organización ambientalista Greenpace Argentina denunció que legisladores de la alaianza Cambiemos impulsan una ley que permite destruir los humedales. Según expresan, “a pocas horas de la votación en el Senado del proyecto de ley que protege los humedales de todo el país, el oficialismo presentó, fuera de término y luego de varias maniobras violatorias del reglamento parlamentario, un dictamen de proyecto de ley “a medida de quienes impulsan actividades destructivas para estos ecosistemas”.

"El PRO pretende tirar por la borda el trabajo de las organizaciones sociales, científicos de universidades nacionales y el proyecto de ley impulsado a conciencia por distintos actores de la sociedad, para beneficiar a los proyectos inmobiliarios y agropecuarios que avanzan sobre los humedales", declararon las organizaciones mediante un comunicado

“El dictamen de Ley de Humedales que impulsa el senador macrista por Entre Ríos Alfredo De Angeli promueve actividades productivas en las áreas que deben ser protegidas, lo que no condice con una ley de presupuestos mínimos de protección ambiental”, sostienen.  

Más adelante expresan que en la iniciativa del ex dirigente de la Federación Agraria “se avala impactos significativos sobre humedales para luego, en humedales equivalentes, compensar el daño de manera artificial. A su vez, elimina la moratoria hasta que esté realizado el inventario y hace mención a una consulta de las autoridades provinciales a las nacionales, para que las segundas decidan, en 60 días, si se puede destruir el humedal no inventariado.  

Por otra parte, las comisiones de Ambiente y de Agricultura de la cámara alta ya habían emitido dictamen favorable a un proyecto de Ley (2), impulsado por académicos de universidades nacionales, agricultores y organizaciones sociales de todo el país, que propone un ordenamiento territorial de humedales y hará posible acciones de protección en estos ecosistemas, fundamentales para aliviar inundaciones y proveer de agua potable. Además, incorpora una moratoria para impedir, mientras se elabore este relevamiento, la continuidad de las obras o el inicio de actividades nuevas que impliquen cambios del uso del suelo.

 

 

Noticias relacionadas