Del Frade aseguró que General Motors “inventa una crisis que no tiene”

|| Locales
Compartir

El diputado provincial manifestó su preocupación ante la decisión de la empresa de suspender por 9 meses a 350 empleados. “La política nació para defender a los más débiles, no para ponerse del lado de lo más poderosos", aseguró el legislador.

En la última sesión de la Cámara de Diputados de la provincia, Carlos Del Frade expresó su malestar luego de darse a conocer la noticia de que la empresa General Motors de suspender por 9 meses a 350 empleados. "Quieren instalar la idea de que al poder económico no se le pueden poner trabas. Les tenemos que poner trabas, la política nació para defender a los más débiles", aseguró el diputado provincial.

"En el último balance la empresa ganó 1700 millones de pesos. Más de 5 millones de pesos por día. General Motors miente, no tiene crisis", refutó el diputado provincial por el Frente Social y Popular (FSP). El legislador solicitó al Ministerio de Trabajo de la Nación “no homologar el convenio suscripto, ya que viola la normativa laboral vigente, e insta al mismo y al gobierno provincial a tomar las medidas suficientes que garanticen las fuentes laborales”.

"La General Motors hace lo que quiere porque la dejan. Y acá hay una responsabilidad política manifiesta del gobierno nacional, y de otros gobiernos, que quieren instalar la idea de que al poder económico no se le pueden poner trabas. Les tenemos que poner trabas, la política nació para defender a los más débiles, no para ponerse del lado de lo más poderosos", agregó el diputado.

https://www.youtube.com/watch?v=-vH3XLG0SI4&feature=youtu.be

A continuación, calificó como "perversa" la actuación de la empresa: "En un patético y perverso documento, bajado lamentablemente por algunos dirigentes sindicales, dice que las suspensiones se terminan el 6 de noviembre de 2017 y que al día siguiente los suspendidos serán despedidos". Además agregó que “otra muestra de perversidad” fue el día en el que los pusieron en fila india y el mismo personal de seguridad les iba indicando quiénes entraban y quiénes no. “El 80% de los trabajadores de General Motors tiene menos de 35 años y el 70% de esos trabajadores tienen lesiones musculares por la explotación que hace la empresa sobre los cuerpos de esos trabajadores", explicó.

Finalmente, Del Frade concluyó: "Pedimos que se haga algo para que la General Motors sea dañada proporcionalmente al daño que produce: medidas política, medidas de actuación, hay que hacer algo para defender a los trabajadores de la provincia de Santa Fe, más allá de lo que diga el reglamento interno de esta Cámara".

Noticias relacionadas