“Cursos de formación de CEO” para niños de 3 años

|| Sociedad
Compartir

Si eso no es adoctrinamiento, ¿qué es? Los padres chinos de la alta sociedad buscan darle una buena educación a sus hijos, pero ¿no será mucho?

En un intento de darles una buena educación desde el comienzo de sus vidas, los padres chinos ricos están inscribiendo a sus hijos en todo tipo de programas de educación temprana, incluidos los cursos de formación de CEO.

Según los informes de medios estatales chinos, un instituto de educación temprana en Guangzhou, provincia de Guangdong de China, está ofreciendo un “curso de formación de CEO” para los niños de entre 3 y 12 años, a un precio de 50.000 yuanes (7.500 dólares) por año.

Los niños asisten a dos clases por semana, durante las cuales se dedican a actividades como encontrar palabras que faltan en oraciones, y apilar ladrillos de juguete. Esto no suena muy especial, pero de acuerdo con un folleto promocional publicado por el Instituto, el curso “permite a los niños pequeños convertirse en un líder poderoso y competitivo”.

No puede negarse que China probablemente tenga el ambiente educativo más competitivo del mundo, lo que significa que los padres harían casi cualquier cosa para asegurarse de que sus hijos no se queden atrás, pero los expertos creen que este tipo de extravagantes cursos benefician en última instancia a los padres, en lugar de a los niños. Ellos consideran la asistencia de sus hijos a tales clases como signo de la posición social de la familia, ignorando por completo el hecho de que el programa de estudios que ofrecen no tiene ningún valor real.

Uno de los padres entrevistados por la agencia de noticias Xinhua admitió que los niños estaban jugando en lugar de aprender la mayor parte del tiempo, pero debido a que muchos otros niños que viven en el mismo complejo residencial asistían, decidió pagar la cuota de 7500 dólares, para que su hijo asista. “Desde luego, no queremos quedarnos atrás”, aseguró.

Los expertos sostienen que es imposible convertir a un niño en un líder a la edad de tres, y que estos cursos de élite en realidad hacer más daño que bien. Con un horario de escuela ya de por sí agotador, que los niños pequeños sacrifiquen el poco tiempo libre que les queda para tomar una clase en la que apilan bloques de madera sólo conseguirá que se cansen de estudiar a una edad muy temprana.

Pero la presión de grupo es muy alta en China, así que mientras algunas familias están dispuestas a pagar miles de yuanes para estos tontos cursos extracurriculares, otros los seguirán, aunque sólo sea para mantener su estatus social. Y cuanto más caro el curso, más popular se vuelve. (RosarioNoticias.info/Periodismo.com)

Noticias relacionadas

Etiquetas

Curso CEO China