Cuestionan a la Provincia por la elección de los bancos para la colocación de deuda

|| Locales
Compartir

El diputado Carlos Del Frade manifestó su preocupación porque las entidades encargadas serán: JP Morgan, HSBC y Citigroup. El legislador recordó que las dos están “seriamente cuestionadas por sus historias recientes vinculadas al manejo de la deuda argentina”.

El diputado provincial por el Frente Social y Popular (FSP), Carlos Del Frade, presentó un proyecto donde la Cámara de Diputados de la provincia de Santa Fe declara "preocupación" por la selección de los bancos JP Morgan, HSBC y Citigroup "para la colocación de los bonos de la deuda provincial tendientes a obtener 500 millones de dólares con el objetivo de financiar proyectos de infraestructura".

El proyecto plantea que los bancos seleccionados están "seriamente cuestionados por sus historias recientes vinculadas al manejo de la deuda externa argentina como también aparecen denunciados por distintas maniobras que van desde el lavado de dinero a otras operaciones ilegales relacionadas al narcotráfico".

"Las mencionadas instituciones son además, las beneficiadas por la renegociación hecha por el gobierno nacional de la administración de Mauricio Macri, hecho que vuelve a mostrar que el empréstito santafesino es más un negocio de los bancos que una urgencia del pueblo de la provincia", expresa Del Frade.

"Que estas instituciones sean las encargadas de manejar la deuda del pueblo santafesino merece una discusión pública sobre los motivos más allá de las esgrimidas 'ventanas financieras' que, en su momento, fueron explicadas en esta misma Legislatura", argumentó.

Cabe recordar que, en el mes de junio, la Legislatura Provincial aprobó el endeudamiento mediante la ley Nº 13.543. Y, el 25 de julio pasado, el gobernador Miguel Lifschitz firmó el decreto Nº 1777, reglamentando así la ley que autoriza al Ejecutivo provincial a tomar deuda por hasta 500 millones de dólares o su equivalente en otras monedas.

Entre los fundamento, Del Frade explica que la entidades "tienen una historia en común con el ministro Alfonso Prat-Gay y el secretario de Finanzas, Luis Caputo. Fueron sus empleadores en la década del noventa (JP Morgan y Deutsche Bank), y facilitador de la fuga de capitales hacia cuentas a Suiza a través de una de ella (HSBC)".

Además, se detalla que, según el decreto, el "proceso de selección" de JP Morgan, HSBC y Citigroup no lo hizo el gabinete santafesino sino el "Nuevos Banco de Santa Fe" y, además, se contrataron dos "calificadoras de riesgo" y dos "estudios jurídicos", elegidos también por el Banco de Santa Fe.

Noticias relacionadas