Cuaderno, listo; cartuchera, lista; mochila, lista... ¿Y el inicio de clases?

|| Opinión
Compartir

Y sí, hoy en día se puede decir que lo único que está listo para el inicio de clases son los útiles escolares. Porque la situación respecto de la discusión por las paritarias docentes es un caos.  Repleto de dimes, diretes, malos entendidos, entendidos a medias, nada en concreto como para que el maestro pueda tener en claro que lo único que le debiera preocupar es con qué tema empieza las clases el 29 de febrero.

La “interpretación errónea” de la oferta del ministerio de Educación de la Nación por parte de los docentes, según manifestó el encargado de la cartera de Trabajo, Jorge Triaca, generó una polémica que la verdad dejó mal parado al Gobierno de Mauricio Macri. Que tope sí, que tope, no, pero a su vez lanzan una recomendación de cuánto sería el límite de la paritaria.

Si uno se pone a escuchar los discursos previos a las elecciones, la educación era un tema clave tanto para Daniel Scioli como para Mauricio Macri. La bola de cristal no la tenemos y nadie vive del qué podría haber pasado si hubiera ganado el candidato del Frente para la Victoria. Hoy al frente del país está Mauricio Macri y es a él al que hay que pedirle que revea esas promesas.

Si tanto hay que cuidar a la educación, que es la clave para que los niños tengan un futuro, para construir un país mejor, ¿cómo puede ser que se genere tanto revuelo con las paritarias docentes? En las discusiones siempre las partes, en mayor o menor medida deben ceder cosas, pero en el marco de una argentina que presenta en los últimos meses una inflación de hasta el 40 por ciento en algunos precios, es casi inaudito ofrecer menos. Puede ser que el incremento sea en dos partes, tres o cómo lo quieran solucionar. Pero es insólito que un día se diga una cosa y a las 24 horas se cambie el discurso.

Las paritarias deben ser libres y de hecho este Gobierno, asegura que los son. Pero algo huele mal cuando empiezan a decir que el “margen de discusión" debe moverse entre el 20 y el 25.

Pero lo más preocupante es lo que ocurrió el viernes en una reunión de CTERA cuando policías de civiles fueron a la puerta del lugar donde se realizaba una conferencia de prensa de los docentes e indagaron qué estaban haciendo y quiénes eran los dirigentes que estaban en el lugar. Sonia Alesso, dirigente de Amsafé y Ctera, los invitó a retirarse porque lo que estaban haciendo era de una “ilegalidad total” y más estando en democracia.

Si educar es tan importante para el discurso de los políticos, hay que demostrarlo con hechos. No faltarles el respeto a quienes educan a los hijos del futuro país, a no amedrentarlos con presencias policiales en medio de una conferencia que se debería realizar con total normalidad en un país en democracia. Ya bastante sufrió la Nación en aquellos tiempos nefastos.

La palabra paro o inicio de clases en stand by, parecen ser moneda corriente semanas antes el comienzo del ciclo lectivo. La discusión de las paritarias es justa, lo que un Gobierno no puede permitir es que la comunicación no sea clara. Y eso es lo que está pasando. Por eso en los hogares seguramente para el 29 de febrero lo único claro y listo son los útiles escolares.

Noticias relacionadas