Cristina Kirchner aceptó la renuncia de Carlos Fayt

|| País
Compartir

Dejará el cargo el 11 de diciembre de 2015, después de 32 años en la Corte Suprema de Justicia. A diferencia de Eugenio Zaffaroni, el magistrado no recibió un reconocimiento "por los servicios prestados".

Según el Boletín Oficial, donde se publicó el decreto 1892/2015, la presidente Cristina Kirchner aceptó la renuncia de Carlos Santiago Fayt, juez de la Corte Suprema. Dejará el cargo el 11 de diciembre de 2015, después de casi 32 años. El escueto texto informa en su artículo Nº1: "Acéptase, a partir del día 11 de diciembre de 2015, la renuncia presentada por el doctor D. Carlos Santiago Fayt (M.I. N° 404.135), al cargo de juez de la Corte Suprema de la Nación". Confirma, por lo tanto, que el magistrado se irá un día después que Cristina Kirchner.

La tensión que existió entre el ministro de la Corte Suprema y el kirchnerismo quedó plasmada hasta en ese último decreto. A principios de año, el juez Eugenio Raúl Zaffaroni recibió un "agradecimiento por los servicios prestados" cuando la presidente Cristina Kirchner aceptó su renuncia. Fayt, en cambio, no tuvo ningún reconocimiento similar.

Este martes, Fayt sorprendió con la breve carta en la que anunció su renuncia: "Tengo el agrado de dirigirme a la señora Presidenta de la República con el objeto de presentar mi renuncia al cargo de Juez de la Corte Suprema de Justicia, con efectos a partir del once de diciembre del corriente año".

La renuncia del nonagenario magistrado significa que el próximo gobierno podrá postular dos candidatos para completar los cinco miembros que debe tener la Corte. El tribunal que preside Ricardo Lorenzetti funciona con cuatro integrantes, luego de que Eugenio Zaffaroni dejase su cargo en enero al cumplir 75 años, como indica la Constitución Nacional reformada en 1994.

A principios de año, el kirchnerismo postuló a Roberto Carlés para ocupar el puesto. Pese al expreso respaldo del papa Francisco, el abogado cercano al oficialismo no pudo reunir los dos tercios de los votos del Senado necesarios para que su pliego fuese aprobado.

El juez Fayt pudo seguir en su puesto pese a haber superado ampliamente los 75 años que fueron puestos como límite debido a que ya estaba en su cargo al momento de la reforma constitucional de 1994.(Infobae)