Cristina anunció que pedirá una auditoría de la obra pública

|| País
Compartir

La ex mandataria concedió una entrevista a un canal del cable donde negó retornos e hizo un repaso de sus ocho años de gestión. Descartó posicionarse como una opositora que vaya a poner palos en la rueda. “No voy a hacer lo que hicieron conmigo”, prometió.

En la primera entrevista periodística en mucho tiempo, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, manifestó que para despejar dudas le pedirá a la Justicia que inicie una auditoría sobre la obra pública sobre su gestión. Además, negó haber cobrado retornos por la asignación de obras públicas y dijo que está siendo perseguida.

La ex presidente rechazó las denuncias que existen en su contra sobre un presunto circuito para asignar contratos y obra pública a cambio de coimas que enmascaraba como alquiler de sus hoteles. “Y no le alquilo habitaciones a nadie, lo que hago es alquilar inmuebles”.

"¿Alguien puede pensar que en un monto de obra pública multimillonario alguien va a hacer maniobras de corrupción a través del alquiler de uno, dos o tres inmuebles? Son cifras irrisorias", argumentó.

En declaraciones al canal de cable C5N, la ex mandataria expresó: "Dejamos el país con un gran capital", recordó la ex mandataria y ahora, subrayó, "todos los gremios ha cerrado las paritarias muy por debajo de la inflación" para luego añadir: "Creo que estos nuevos pobres es producto de las políticas que se han aplicado".

En otro orden, descartó posicionarse como una opositora que vaya a poner palos en la rueda."No voy a hacer lo que hicieron conmigo. Yo no quiero que le vaya mal al Gobierno porque no quiero que le vaya mal a la gente".

“Le voy a pedir a la Justicia que realice una auditoría de la obra pública en el país en los últimos años. Para que sepa qué pasó. Si se habla de sobre precio es porque se conoce el cálculo de cada una de las obras que se realizaron”, explicó la ex mandataria.

Consultada sobre la situación del es subsecretario de Obras Públicas de la nación, José López, a quien detuvieron en el mismo instante en que revolea bolsos con dólares al interior de un convento, Cristina se limitó a decir que fue “un golpe en el estómago” y que ese caso la llevó elevar el pedido de una auditoría.

Noticias relacionadas