Cristian D’Amico, vice de Newell’s: “No vamos a negociar con la barra”

|| Locales
Compartir

El dirigente indicó que la comisión directiva no vino a “lidiar con los violentos”, lamentó la cancelación del banderazo y reclamó un fuerte accionar de las autoridades. “Acá tiene que haber una solución que baje desde arriba, del gobierno provincial y nacional” afirmó.

Luego de las presiones de la barra de Newell’s, que viene reclamando reunirse con la dirigencia para arreglar cuestiones como entradas, negocios con los trapitos y dinero, el vicepresidente del club del Parque, Cristian D’Amico, se mostró inflexible y dijo: “No vinimos a lidiar con los violentos”. Además, el dirigente lamentó la cancelación del banderazo y reclamó soluciones a Nación y Provincia.

“Esta comisión directiva está preparada para llevar al club adelante, pero no para lidiar con los violentos”, dijo el vicepresidente a LT3. Y agregó: “Acá no se va a negociar con nadie, todos tienen las mismas condiciones y no hay que hacer diferencias”.  

Con respecto a la cancelación del banderazo, D’Amico  indicó que el ministerio de Seguridad de la provincia realizó “una fuerte recomendación de que no se efectúe”. “Obviamente la intención de la comisión directiva no es cortar con ninguna tradición pero hay cosas que nosotros no podemos solucionar”, afirmó.

A pesar de resaltar el permanente contacto con el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, junto con el secretario de Seguridad Deportiva, Diego Maio, el dirigente leproso dijo que “lamentablemente” esto no es suficiente. “Hay muy buena voluntad política pero no se está pudiendo reflejar en los hechos”, aseguró.  

Consultado sobre una posible solución a un problema de larga data y que afecta a todos los clubes, D’Amico volvió a hacer hincapié en la necesidad de encarar el problema con las autoridades de  todos los niveles. “Si el Estado no actúa de manera fuerte y contundente nosotros no podemos hacer nada. Acá tiene que haber una solución que baje desde el gobierno provincial y nacional”, señaló.

En tanto el domingo, a las 15.30, se jugará la revancha en Arroyito con público local. En ese marco, mañana a las 13.30 se reunirán las dirigencias de ambos clubes para diagramar la seguridad de cara al nuevo clásico.

Noticias relacionadas