Cossia negó un pacto con el socialismo y habló de operación mediática

|| Locales
Compartir

Al concejal se lo acusa de haber votado el aumento del boleto a cambio de obtener un puesto para su hija dentro de la Municipalidad. A través de un comunicado, el edil descartó cualquier tipo de acuerdo espurio.

El concejal, Carlos Cossia, se vio envuelto en las últimas horas en un verdadero escándalo luego de ser acusado de votar el aumento del boleto a cambio de un puesto dentro del municipio para su hija. El edil envió a todos los medios un comunicado de prensa donde ensaya una suerte de descargo. En el escrito descarta cualquier tipo de acuerdo espurio y asegura a ver sido víctima de una operación mediática. Un hecho curioso es que la especie empezó a tomar forma en Canal 3, medio en el que durante muchos años el médico veterinario conducía su propio programa denominado Mascotas por el Tres.

“Si bien María Cossia, psicóloga de profesión, cumple funciones desde el mes de febrero en la Secretaría de Desarrollo Social, el decreto de su contrato salió recién en mayo, apenas pocos días después de que su voto decidiera el incremento del Transporte Urbano de Pasajeros en el Concejo Municipal”, se defiende Cossia.

En otro tramo del escrito asevera que la “coincidencia fue aprovechada políticamente por medios de difusión para vincular ambas cuestiones.“Actué por convicción, como lo hago siempre, de acuerdo a mis principios, a nadie le gusta que las cosas aumenten de precio, pero mucho peor es no tener servicio”.

“No ingresé a la política para beneficio personal ni de mi familia, no lo necesito, no es mi estilo, me dedico a esta actividad por vocación de servicio y no para poner una agencia de colocaciones. “Como a todo padre, le preocupa que su hija tenga trabajo para desarrollar aquella actividad que la apasiona, y para la que tanto se preparó, me alegró mucho cuando me enteré que había ingresado contratada en la Municipalidad, pero eso nada tuvo que ver con otras cuestiones”.

También apuntó a los medios. “A mis largos años de edad, no soy ingenuo, sé que esta operación mediática forma parte del juego, es la parte negativa a la que estamos expuestos quienes nos postulamos para ejercer una función pública, pero hay que tener el cuero duro para aguantar. Los cientos de acciones positivas que he desarrollado en mis dos años y medio de función, ameritan el sacrificio y me dan fuerzas para soportar la injuria y la calumnia”.

 

 

Noticias relacionadas