Cordera desbocado, descontextualizado y desmentido

|| Espectáculos
Compartir

El ex cantante de Bersuit Vergarabat participó de un encuentro con estudiantes de periodismo en TEA Arte, la escuela de periodismo orientada al espectáculo y la cultura. Allí, según un alumno, el vocalista dijo: “Hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo”. Luego aseguró que fue sacado de contexto y que se trataba de un “psicodrama”, cosa que fue negada desde el instituto.

Un joven estudiante de periodismo aseguró que Gustavo Cordera brindó polémicas declaraciones en torno a la sexualidad y al género femenino. Los dichos del cantante fueron replicados en la cuenta de Facebook del muchacho y desde la institución plantearon su postura. El derecho a réplica no tardó en llegar y Codera habló de “descontextualización” y de que se trataba de un “psicodrama”. La directora del establecimiento educativo lo desmintió al respecto en TN.

El cantante fue invitado a TEAArte y un estudiante, alarmado por el contenido y tono de sus dichos, los publicó en las redes sociales. La institución se expresó al respecto a través de Facebook, ya que aseguran que es un ejercicio que realizan con alumnos para practicar las preguntas y repreguntas en el ámbito de una conferencia, pero que lo que se dice allí no debe ser revelado.

Según publicó el alumno en redes el cantante habría señalado: “Es una aberración de la ley que si una pendeja de 16 años con la concha caliente quiera coger con vos, vos no te las puedas coger. Hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo porque son histéricas y sienten culpa por no poder tener sexo libremente. Si yo tengo algo bueno para darte puedo desvirgarte como nadie en el mundo. A mí hablame de cómo te sentís y te entiendo, pero si me hablás de los derechos no te escucho porque no creo en las leyes de los hombres, sí en las de la naturaleza".

Esta mañana Cordera tuvo su derecho a réplica y manifestó: “Es horrible lo que dije. Me mandé una cagada”. Y trató de explicar el contexto en el que lo dijo: “Yo respondía todas las preguntas como un provocador, fui a hacer un ejercicio consciente, era para provocar. No contaron el propósito del encuentro y quedé totalmente expuesto. Leo esa aberración descontextualizada y es horrible, siento vergüenza, me siento un pelotudo. Una vez más me mandé una cagada”.

Por su parte la directora de TEA Arte, Ingird Beck, aclaró que las polémicas declaraciones del cantante no fueron realizadas en el marco de un ejercicio de psicodrama como planteó el vocalista. Aprovechó para condenar  los dichos y reconoció que desde la institución se debería haber tomado otra postura.

 

Noticias relacionadas