Concejales del FpV denuncian haber sido silenciados en la última sesión

|| Locales
Compartir

Los ediles López y Sukerman aseguraron que se les impidió a los opositores hablar del presupuesto. “El aumento es exponencial y totalmente desproporcionado sumado a su automaticidad”, manifestaron.

Los concejales del FPV-PJ Roberto Sukerman y Norma López afirmaron que “es la primera vez que mediante un artilugio legal, el socialismo, el pro y algunos sectores radicales que forman parte de Cambiemos silenciaron autoritariamente a la oposición sin el más mínimo respeto a la pluralidad y la convivencia democrática”, impidiendo que cada edil hablara en el recinto sobre el presupuesto. "Esto deja a las claras el acuerdo que tuvieron y por el que llevaron a León a la presidencia", afirmaron.

En la última y escandalosa sesión ordinaria del año, Sukerman y López votaron en contra del proyecto que envió el Ejecutivo Municipal que contempla el Presupuesto local 2016 y la automaticidad del incremento de la Tasa General de Inmuebles junto con un revalúo fiscal.

“Estamos convencidos que estas medidas  son injustas social y económicamente para los rosarinos. El socialismo vuelve a avasallar el poder de definición que el Concejo Municipal. No podíamos esperar menos. Pero por si fuera poco lo aprobaron sin debate, a libro cerrado. Un hecho inédito en el Palacio Vasallo. Una vergüenza para los rosarinos”, argumentaron.

Uno de los temas que más preocupa a los contribuyentes rosarinos es, sin dudas, el revalúo que permite determinar los cambios en los precios de mercado de las diferentes viviendas. Al respecto, los concejales opinaron: “Debemos resaltar que no hay garantías de que los nuevos valores fiscales no sean utilizados como base imponible de otros tributos de carácter provincial y nacional. Las propias autoridades del Ejecutivo local reconocieron en la propia comisión de Presupuesto que hay un antecedente en la materia”.

Al momento de referirse a los aumentos automáticos que establece en su mensaje el Ejecutivo Municipal, introduce un ruido adicional a esta discusión. Sukerman y López expresaron: “El aumento es exponencial y totalmente desproporcionado sumado a su automaticidad”.

Por último, el abogado constitucionalista y la concejala del FPV afirmaron: “Si bien es verdad que el Presupuesto de la ciudad tiene un alto contenido de presupuesto social que puede verse en la inversión en materia de salud pública, las malas gestiones económico-financieras en otras áreas hacen que hoy se le pida a los contribuyentes que paguen un aumento exorbitante de la tasa o se subsanen con deuda a corto plazo”.