Con un arbitraje polémico Boca derrotó a Central y se quedó con la Copa

|| Deportes
Compartir

En el primer tiempo le anularon mal un gol a Ruben por un offside que no fue. En la segunda etapa, a los 10 minutos, Ceballos sancionó penal una falta que fue afuera del área. Buena actuación del equipo de Coudet, que se fue expulsado por protestar.

“Nos sacaron la final. No la perdimos”. Las palabras, en caliente, fueron de Eduardo Coudet luego de perder la final de la Copa Argentina por 2 a 0 frente a Boca, con un arbitraje polémico de Diego Ceballos. El árbitro anuló mal un gol de Ruben en el primer tiempo, sancionó un penal que no fue y convalidó un gol en offside.

De arranque, el que comenzó mejor fue Boca, que parecía más aplomado y con mayor oficio para disputar este tipo de encuentros. Central, en tanto, parecía sentir la presión de disputar una final y no exhibía el juego de anteriores partidos.

Boca dominaba pero no generaba peligro. Con el correr de los minutos, Central fue ganando en confianza y empezó a inquietar a la defensa xeneize. Así, tuvo su primera chance a los 40 minutos con una pelota parada. Cervi ejecutó un gran centro que Ruben mandó al fondo de la red. Sin embargo, el línea marcó un fuera de juego inexistente.

En el segundo tiempo Central seguía mostrándose superior. No obstante, los fallos arbitrales volvieron a favorecer al equipo boquense. Ferrari tomó afuera del área a Peruzzi y Ceballos, insólitamente, cobró penal, que Lodeiro cambió por gol.

Con un partido desnaturalizado por los fallos arbitrales, Central fue a la carga y casi lo empata con un cabezazo de Ruben que Orión, con gran reacción, mandó por arriba del travesaño. No era la noche del canalla. Para completar un arbitraje para el olvido, Ceballos no vio el offside en el último gol de Chávez, que selló el 2 a 0 lapidario. Una nueva frustración para Central que no pudo con Boca ni con los fallos del árbitro.

Noticias relacionadas