Con la vuelta de Messi, Barcelona goleó al Madrid

|| Deportes
Compartir

Con tantos de Luis Suárez (2), Neymar e Iniesta, el Blaugrana goleó 4 a 0 al "Merengue". Lionel Messi entró en el complemento. Hubo un fuerte operativo de seguridad ante la amenaza de un posible atentado.

El clásico más visto del mundo se vivió bajo un contexto de tensión. Tras los atentados que sufrió Francia, en el Santiago Bernabéu se estableció un megaoperativo policial por temor a una nueva atrocidad. La Marsellesa que conmovió al estadio y la bandera gala en las tribunas formaron parte de un espectáculo que comenzó con dominio del Real Madrid.

Las intervenciones de Cristiano Ronaldo complicaron a la línea defensiva del Barcelona. La más clara fue cuando el portugués apostó por su individualidad para sacarse de encima a Javier Mascherano y exigir a Claudio Bravo, quien respondió con soberbia.

Sin embargo, antes de llegar al primer cuarto de hora los catalanes gestaron una acción que enmudeció a la capital española. El circuito ofensivo funcionó en su máxima expresión. La profunda asistencia de Sergio Busquets, el toque de Sergi Roberto y la definición de Luis Suárez cerraron un golazo, que tuvo más de veinte pases antes de la conquista.

Sobre la media hora Mascherano tuvo que dejar la cancha por una lesión muscular. El prematuro cambio obligó a Luis Enrique a reemplazar al argentino por Jeremy Mathieu. En tanto, la polémica de la noche llegó cuando CR7 le impactó un codazo a Dani Alves, cuando el brasileño le cometió una falta para cortar un contragolpe. La tibia reacción de David Fernández, de solo amonestar al hombre del Blaugrana representó la falta de personalidad del árbitro.

Mientras el dueño de casa se iba quedando sin ideas, la sociedad sudamericana extendía la diferencia. Las paredes construidas entre Neymar y el uruguayo, amparadas en la visión de Andrés Iniesta, sellaron el 2 a 0. La victoria de los catalanes mereció convertirse en goleada cuando el ex Santos llegó hasta el fondo, sacó de la escena a Keylor Navas y buscó a Lucho, quien de primera tocó hacia el centro del arco.

En el complemento el Real Madrid salió con otra actitud y los remates de James Rodríguez merecieron marcar el descuento. Sin embargo, el Culé no mermó su intensidad y un tiro libre de Neymar amenazó con lo que iba a pasar unos instantes después.

La incursión de Iniesta, el toque con el brasileño y la resolución al ángulo derivaron en el humillante 3 a 0. Además, lejos de conformarse con la goleada, el técnico envió al campo a Lionel Messi, quien regresó a la actividad después de dos meses.

Naturalmente, la gente abandonó las instalaciones cuando Luis Suárez impuso el 4 a 0. A falta de 15 minutos para el cierre, el uruguayo desparramó al tico y le puso un clavo más al ataúd de la Casa Blanca.

La patada de Isco sobre Neymar fue una muestra de la impotencia del Merengue. Fue el único momento en el que el público local aplaudió a uno de sus jugadores: cuando se fue expulsado. Con la aplastante humillación el Blaugrana llegó a los 30 puntos, 6 más que su principal perseguidor, el Real Madrid. La historia se escribió en la capital ibérica, pero la fiesta se fue para Cataluña. (Infobae)

Noticias relacionadas