Comenzó en Rosario el 31º Encuentro Nacional de Mujeres

|| Locales
Compartir

Las mujeres se harán escuchar en estas tres jornadas. Se estima que participarán unas 70 mil personas de todas las provincias y países vecinos. El objetivo es debatir, compartir experiencias y consensuar acciones para frenar la violencia de género, la trata y explotación sexual, las muertes por abortos clandestinos y todas aquellas formas de abuso del poder patriarcal.

Unas 70 mil participantes de varias provincias y de países limítrofes se harán escuchar este sábado el XXXI Encuentro Nacional de Mujeres (ENM) en Rosario. En esta oportunidad el  objetivo debatir, compartir experiencias y consensuar acciones para poner un freno a la violencia de género, que tiene sus expresiones más extremas y dolorosas en el femicidio, en la trata y explotación sexual, en las muertes por abortos clandestinos, y en todas las formas de abuso del poder patriarcal. Desde la madrugada de hoy varios micros se instalaron en el Monumento a la Bandera donde se dio inicio a esta nueva edición.

El Encuentro Nacional de Mujeres es único en el mundo y por eso es que las organizadoras cuidan mucho el entorno, ya que en otras ocasiones hubo problemas en algunas sedes donde se desarrolló. Se debatirán 69 temáticas diferentes en los talleres que funcionarán en escuelas y facultades del centro de la ciudad, durante el sábado a la tarde y el domingo.

Una de las charlas que se desarrollarán será en la Facultad de Humanidades a las 19 donde se debatirá la Ley de Paridad, la cual hace tiempo viene siendo planteada en Buenos Aires, y esta semana se supo que algunos concejales de la ciudad de Rosario, también solicitan. Una de las disertantes será la diputada nacional con mandato cumplido y actual concejal de San Isidro por el Frente Renovador, Marcela Durrieu, quien dialogó con RosarioNoticias.info y planteó lo importante que es que se den estos espacios de discusión.

“Lo que planteamos es la paridad como concepto. Avanzar hacia una sociedad más justa entre hombres y mujeres”, explicó Durrieu. “No hay desarrollo posible o un hogar que pueda salir de la pobreza si no hay dos salarios. No se puede prescindir de la fuerza laboral de la mitad de la sociedad que somos las mujeres”, señaló.

“Lo que pretendemos es ser la voz de las mujeres. Compartir el poder, no es por un cargo. Los varones están muy imbuidos de la cultura patriarcal y que te dicen sinceramente que las mujeres tienen que estar en la casa cuidar en la casa. Pero lo que pasa es que en realidad están preocupados porque van a perder lugar”, manifestó. “Lo que estamos planteando es empujar un cambio cultural”, determinó.

Lo que intentan con este tipo de encuentros es generar un espacio en el que se escuchen muchísimo testimonios de diferentes casos de violencia de género, en todas sus formas, que muchas veces son invisibilizados, y es en las aulas de los talleres donde se dan a conocer para luego encontrar una solución.

Las jornadas de debate tendrán su punto final el domingo con una masiva marcha por el centro rosarino, que comenzará a las 18 en plaza San Martín y recorrerá las calles Santa Fe, Oroño, Avenida Pellegrini, Corrientes, San Luis, Sarmiento, Santa Fe terminando en la explanada, del lado del río, del Monumento a la Bandera.

Noticias relacionadas