Cimientos flojos: Sin “inyección” en la obra pública, “todo se resiente”

|| Locales
Compartir

A nivel Nacional ya fueron 53 mil las bajas en los puestos de trabajo registrados por la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) y en Santa Fe el número también alarma: mil despedidos que ya no llevan el pan a sus hogares. El secretario general de la seccional Rosario, Carlos Vergara, manifestó su preocupación pero aseguró que tomarán cartas en el asunto.

Hubo un tiempo que fue hermoso, al menos para algunos sectores. Titulares como “El Boom de la construcción se instaló en Argentina”, “Crece la construcción en el país”, etcétera, etcétera, pintaban un panorama alentador. Pero la historia cambió de manera radical a partir de diciembre a la fecha y desde la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) encendieron la luz roja de alerta. Los despidos a nivel nacional ya llegaron a los 53 mil, mientras que en Santa Fe, la historia no cambia mucho y los mil puestos de trabajos perdidos preocupan a la seccional local.

El boom dejó de ser una explosión, para pasar a ser una implosión. Esta situación inquieta a los dirigentes de la UOCRA Rosario y por eso ayer mantuvieron un encuentro con la Cámara Argentina de la Construcción para plantearle su problemática y juntos poder afrontarla. “La idea es unir estrategias en común con la Cámara y los trabajadores para que cada uno pueda defender lo suyo de la misma manera. El objetivo es unificar informaciones y conocer las licitaciones nuevas o a venir que pueda tener la Provincia”, explicó el secretario general de la UOCRA Rosario a RosarioNoticias.info.

Dentro de dos semanas solicitarán un encuentro con las autoridades provinciales para ponerse a disposición y resolver de manera conjunta el problema de las pérdidas de los puestos de trabajo. En la reunión con la Cámara, explicó Vergara, definieron la creación de una comisión integrada por ambas partes, la cual se “juntará cada 15 días para ir a distintos entes políticos para reclamar lo que no sale o lo que está trabado”, respecto de licitaciones en obras públicas que hasta el momento no se realizaron o se encuentran en stand by.

El principal conflicto que hay en Santa Fe es que las obras públicas se están terminando, y si bien hay menciones de licitaciones futuras quieren informarse al respecto “a sólo efecto de saber qué va a pasar”. “Nos ponemos a disposición para ayudar”, reveló Vergara.

“Hemos perdido mil puestos de trabajo desde diciembre a la fecha”, se lamentó el secretario  general de la UOCRA Rosario. “Eso tiene que ver  con que el Estado Nacional ha dejado de pagar el Pro.Cre.Ar, hay empresas que están en duda, otras que han terminado y hay obras a salir que no vienen”, confesó Vergara. Pero si la situación a nivel provincia es crítica, los números que maneja la UOCRA a nivel país son alarmantes porque ya hay 53 mil despidos.

Al poner los números sobre la mesa es notable la crisis que hay en este sector productivo. “Desde 2013 hasta fines de 2015,-confesó Vergara- teníamos en la seccional Rosario - San Lorenzo, 17 mil aportantes.  Hoy sólo hay 9 mil”. Mientras que aclaró: “No son todos despidos, pero es que hubo obras públicas que finalizaron y el Estado provincial no tenía capacidad económica para tener una continuación de cierta cantidad o calidad de obra. Sí, Nación empujaba con el Pro.Cre.Ar , pero la coyuntura económica política del nuevo gobierno frenó todos los pagos. Quieren revisar todo, pero nosotros nos quedamos sin trabajo”, renegó.

“El gran problema en Nación y Provincia es cuando no hay inyección de dinero en la obra pública, que es la madre en la industria, todo se resiente. Por eso es que hay que plantear el problema, ver cómo estamos y qué solución tiene. Salir a la calle es el último recurso”, aseguró el sindicalista local a este portal.

RosarioNoticias.info también dialogó con Ricardo Griot, vicepresidente primero de la delegación Rosario y miembro de la mesa ejecutiva de la Cámara Nacional de la Construcción, pero él manifestó que esa merma en los puestos de trabajo se trataba de algo “estacional”. “En Rosario no notamos una caída, más allá de la estacionalidad”, confesó.

Aunque Vergara no está para nada de acuerdo con esa apreciación. “Disiento con Ricardo, políticamente le podés poner un paño frío, pero la única verdad es la que se ve. Que te desaparezcan mil puestos de trabajos en Santa Fe y 53 mil en Argentina no creo que sea estacional”, refutó.

Por último, Varela reveló que la obra privada “de alguna manera es la que más se mantiene, si bien hubo un achatamiento, siguió y se sostuvo”. El gran problema a solucionar y ayudar para encontrar una vía práctica a este conflicto de los despidos, es incentivar la obra pública y que ésta genere puestos de trabajo que perduren en el tiempo.

Noticias relacionadas